• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El ingeniero en sistemas Enrique Arturo Uriarte Navas, de 23 años, se salvó de milagro, porque el carro Toyota Tercel, blanco, placa M 054247, que conducía, quedó convertido en chatarra al colisionar contra la parte trasera del camión rojo, Mack, placa RI 2436, en el kilómetro 8 1/2 de la Carretera a Masaya la noche del viernes.

Por fortuna, Uriarte solo resultó con golpes y excoriaciones. En los datos preliminares del Distrito V de Policía, se determina que a eso de las 9:30 pm, el joven viajaba de sur a norte y a exceso de velocidad, por lo que no se percató de que había un camión estacionado, al que su conductor, José Luis Torres, de 64 años, estaba cambiándole una llanta.

Luego del impacto, Uriarte se desmayó, pero fue reanimado por los bomberos, quienes lo trasladaron al Hospital “Roberto Calderón”.

La Policía le realizó la prueba con el alcoholímetro, y reflejó que el joven andaba con 0.8 grados de alcohol en la sangre.