Mercedes Sequeira
  • Chontales, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los 75 kilos de cocaína que venían “escamoteados” en los compartimientos de la camioneta Nissan, placa M182-183, que conducía Leucadio Enrique Morales, de 56 años, incautados el 6 de diciembre en Las Ánimas, de Acoyapa, Chontales, fueron incinerados.

La quema de los 89,298.7 gramos que pesó en total la droga, se hizo el fin se semana en el predio de la delegación policial de Juigalpa, con la presencia de la jueza Reyna Amador, del fiscal Maykel Iván Zambrana Robleto, y del comisionado Edgardo Coronado, jefe de auxilio judicial de la delegación policial de Chontales.

El operativo se efectuó en el kilometro 202 de la carretera Acoyapa-San Carlos, cuando Morales se dirigía a Managua, al momento que fue interceptado por los agentes antinarcóticos.

La Policía determinó que de los 80 paquetes que decomisaron, cinco tenían productos falsos, porque era madera y jabón envueltos.

Morales enfrenta proceso judicial al igual que sus “socios”: Danny Antonio Zelaya García y José Alfredo Hurtado, quienes fueron detenidos después por pertenecer a la estructura de negocios ilícitos.

El 18 de diciembre fue programada la audiencia inicial para los tres procesados, a quienes se les ocuparon dos fincas y una gasolinera que rentaban, así como siete armas de fuego.