•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Familiares de una pareja que fue asesinada supuestamente por miembros de la pandilla “Los Puenteros”, en el barrio “Jorge Dimitrov”, y de una niña, de 10 años que recibió dos balazos, dijeron sentirse atemorizados, ya que no descartan que sus victimarios regresen a matarlos, mientras la Policía del Distrito Uno ayer mantenía un operativo en dicho lugar en busca de los responsables de las muertes.

Los lamentables hechos ocurrieron el pasado 24 de diciembre en el barrio Dimitrov, donde, según testigos, un miembro de la pandilla “Los Galanes” asesinó a un integrante de “Los Puenteros”, y luego estos últimos cobraron esa muerte, asesinando Flor de María Boitano Cuadra, de 46 años, a Johnny Alberto Figueroa, de 30, e hiriendo a la niña Alison María Gadea Boitano, de 10 años.

Según las autoridades policiales, el primer fallecido fue Odel Barahona Olivares, de 24 años, quien era miembro de “Los Puenteros”. “Tenemos temor de que esos pandilleros vengan otra vez a dispararnos y maten a más personas de nuestra familia, por eso le pedimos a la Policía que los capture”, dijo Escarleth Boitano, de 28 años, hija de la fallecida.

El suboficial mayor Uriel Marín, de la Secretaría del Distrito Uno de Policía, indicó que hasta ayer no habían capturado a los responsables de dichas muertes, y que estaban tras sus pasos.

Los familiares de la pareja fallecida identificaron a Baster Barahona Olivares como la persona que disparó contra esta familia, pero aseguran que también participaron en el hecho “Luis Cabezón”, “Dadison”, “El Hijo de Toño Negro”, “El Charra”, “Wálmaro”, “El Güicho”, “Cuasimodo”, “El Papera” y “Manolo”.

Niña fuera de peligro

Doña Susana Úbeda, abuela de la niña Alison Gadea, herida durante el ataque de los pandilleros, aseveró que a su nieta una bala le ingresó por el hombro derecho y le quedó alojada en el hombro izquierdo, además, que otro proyectil le rozó su rostro. Actualmente la pequeña está hospitalizada en el Hospital “La Mascota”, donde será intervenida quirúrgicamente, pero está fuera de peligro.