•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las versiones de testigos y de la Policía del Distrito IV apuntan a que la muerte de don Pedro Pablo Coronado Rodríguez, de 65 años, se debió a un lamentable accidente en un cauce del barrio Venezuela.

Según el oficial Carlos Alberto Flores González, de 49 años, a las 6:20 de la noche de este miércoles don Pablo Coronado, en estado de ebriedad, caminaba por el cauce que divide al barrio Venezuela con el tope sur del reparto Bello Horizonte, cuando decidió agarrar un objeto desconocido que estaba en la orilla del mismo, y al resbalar llegó a dar hasta el fondo del barranco.

“El señor impactó la frente en la base del cauce que tiene cuatro metros y medio de altura aproximadamente, él falleció instantáneamente producto del golpe”, relató Flores González en la cuarta delegación policial.

“Yo vi pasar la silueta del señor al cauce, parece que venía a botar una basura y se cayó. Se golpeó la frente y quedó en medio del cauce, pero lo sacaron a tiempo, porque al ratito se vino una corriente de agua sucia que se hubiera llevado el cuerpo. Un hijo de él vino a reconocer el cuerpo y dijo que su papá tenía un año de ‘haberla parqueado’ (de no ingerir licor), pero que desde hace tres días ‘la había roto’ y no dejaba de beber”, aseveró César Suárez, vecino del lugar.

Miembros de la Cruz Roja se presentaron al lugar, pero no había nada por hacer, pues la víctima había fallecido. El cuerpo de don Pablo fue sacado del cauce y sus familiares se rehusaron a que fuera llevado a las instalaciones del Instituto de Medicina Legal para que le realizaran una autopsia, por lo que aceptaron de que se trataba de una muerte accidental.