•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las carreras ilegales de motos y reunirse con sus amigos a altas horas de la madrugada, lo único que le dejaron al joven Roberto Francisco Ortega Rocha, de 21 años, fue la cárcel.

Ortega Rocha se encuentra tras las rejas de las celdas de la Policía del Distrito Uno, luego de que a las 12:30 de la madrugada de ayer le cercenara dos dedos del pie izquierdo al inspector Manuel Inocente Pineda Solís, oficial de la Delegación Managua “Ajax Delgado”, al pasarle encima con la motocicleta modificada, Yamaha, que conducía.

Investigaciones de campo de El Nuevo Diario han demostrado que decenas de jóvenes se reúnen a altas horas de la noche a lo largo de la Carretera a Masaya, para realizar carreras ilegales de vehículos y de motos. Ayer no fue la excepción, y más de un centenar de “chavalos” se reunieron en las inmediaciones de la gasolinera ubicada en la rotonda de Metrocentro, a practicar estas peligrosas competencias.

“Se recibió una llamada denunciando las carreras ilegales, por lo que el inspector Pineda se presentó al lugar, y cuando llegó, los más de cien motorizados se dieron a la fuga, pero cuando él le hizo parada a Ortega Rocha, este lo ignoró y lo pasó arrollando con la motocicleta, no obstante, el oficial logró agarrarlo de la camisa y derribarlo. Luego, con ayuda de otros policías se logró su detención y la ocupación de la moto”, relató el suboficial Osmín Muñoz, de Secretaría de la primera delegación policial.

El policía lesionado fue trasladado por sus compañeros de trabajo al Hospital “Carlos Roberto Huembes”, donde se recupera, mientras Ortega será puesto a la orden del Ministerio Público por el delito de lesiones gravísimas.

“El policía no me hizo llamado de atención y no le eché la moto. Yo estaba en Metrocentro con otros amigos, y ando legal con mi seguro, circulación y licencia de conducir, y no compito en carreras ilegales”, se defendió Ortega, quien guarda prisión preventiva.