•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía del Distrito I investiga el móvil por el que fue baleado dentro de su vivienda José Antonio Requeme Ortiz, de 32 años, quien ya estaba acostado pero se levantó a hacer sus necesidades fisiológicas, en el momento que dos sujetos a bordo de una motocicleta le dispararon desde la calle.

El hecho ocurrió el cuatro de enero a eso de las 9:00 p.m., en el barrio Hialeah, del Sombrero del Memorial Sandino dos cuadras al norte, dos cuadras al este y 1 ½ al norte.

Requeme recibió cuatro impactos de balas, dos en el pecho y dos en los costados. Al momento del crimen, la víctima estaba en compañía de su madre Ana Ortiz Sánchez y su hermano Cristóbal Ernesto Requeme Ortiz, quienes escucharon los disparos, y cuando se dieron a la fuga los pistoleros.

De acuerdo a datos preliminares de la investigación se presume que el móvil del crimen es pasada de cuentas por viejas rencillas personales.

¿Rencillas personales?

“Lo confundieron conmigo, al que querían matar era a mí, es una vecina que insiste en que yo le robé, pero me está confundiendo, ese disparo era para mí pero se lo dieron a mi hermano porque nos parecemos”, dijo Cristóbal Ernesto Requeme Ortiz.

“Esa muchacha vecina fue la que mandó a matar a mi hijo, porque al momento que los sujetos realizaron los disparos, (ella) estaba afuera de su casa mandando mensajes por el celular, y supongo que era a los tipos de la motocicleta, además a ella no le hicieron nada”, dijo la madre del occiso.

Por el momento no hay detenidos en este caso, mientras la Policía continúa con las pesquisas.

 

"Pido que se haga justicia en la muerte de mi hijo, era un buen muchacho, trabajaba y me ayudaba con los gastos de la casa".

Ana Ortiz Sánchez

madre de la víctima.