•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por tratar de hacer valer sus derechos, el ciudadano Armado Osejo hoy está tras las rejas, acusado por el delito de asedio, en perjuicio del personal del Registro de la Propiedad Inmueble de Matagalpa.

“Yo lo único que he hecho es tratar de hacer valer mis derechos, defender mi propiedad y denunciar el despale, pero como aquí no me resolvían, tuve que buscar las instancias en Managua, pero ahora eso me está costando la cárcel, además de recibir un golpe en el rostro por parte de la registradora departamental”, aseguró Osejo.

El detenido tiene una orden de libertad a su favor desde el 31 de diciembre, pero aduce que la jueza suplente del Juzgado Primero Penal de Juicio, Eveling Gutiérrez, no la ha hecho efectiva.

Pagó por servicio que no recibió

Aseguró que el cargo de asedio que le achacan se debe a que presentó todos los documentos para inscribir una propiedad en el Registro, además pagó lo establecido por ley, sin embargo no le quisieron inscribir el bien inmueble ni borrar los asientos registrales anteriores, más bien le dijeron que le regresarán el dinero que pagó; en ese momento él reclamó “y eso me ha costado la cárcel”.

La registradora Maura Montoya señaló que el asedio ocurrió contra todo el personal que trabaja en el Registro y principalmente contra las que están en la ventanilla, incluso contra vigilantes y oficiales de registro.

Montoya no confirmó ni negó que haya habido algún enfrentamiento físico entre el detenido y ella, pero mencionó que los documentos que este llevaba tenían inconsistencias, además aún está pendiente una sentencia sobre la propiedad que Osejo quiere inscribir.

"No necesariamente todo documento que entra al Registro para inscribirse, se inscribe, porque antes es sometido a una calificación y si hay inconsistencias no se puede inscribir”.

Maura Montoya
Registradora de la Propiedad