•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La tragedia se le presentó en un sueño a la abuela, pero no logró interpretarla; sin embargo, a la 1:30 pm de ayer se concretó: su nieto de tres años quedó muerto bajo las llantas de un bus, mientras la progenitora del niño sufrió una fractura en la pelvis, luego que el pesado automotor los arrollara a ambos al intentar cruzar la vía.

El accidente ocurrió en el kilómetro 17.5 de la Carretera Vieja a León, cuando Adriana del Socorro Mayorga, de 22 años, cargaba a horcajadas a su hijo José Ángel García Mayorga, de tres años, y en los hombros llevaba la provisión para la semana, la que quedó esparcida sobre el pavimento a la hora de la desgracia.

El menor José Ángel García regresaba con su progenitora del centro de salud de Altagracia, donde pasó consulta, porque tenía tos y ronchas en la piel.

“Ellos todavía pasaron por mi trabajo avisándome que todo había salido bien y que ya se iban para la casa, después se fue al mercado (“Israel Lewites”) a hacer compras. Pero después me llamaron avisándome del accidente, y cuando bajé del bus me encontré con la tragedia”, dijo llorando Noel García Narváez, padre del menor.

“No sabemos cómo darle la noticia a ella (Adriana Mayorga), porque antes de ser intervenida quirúrgicamente preguntó incesantemente por el niño, y para tranquilizarla le dijeron que yo lo tenía”, manifestó Consuelo Narváez Torres, abuela del niño fallecido.

El sueño

“Soñé que un hijo se me moría en un accidente y sentí un dolor inmenso como el que ahora está sintiendo mi hijo (Noel García Narváez, padre del menor). Luego soñé que era un hijo de mi suegra el que fallecía en accidente, pero ella ya falleció, por lo que no entendía qué podía ser (lo que indicaba el sueño)… ¡Dios mío, cuidame a mi nietecito!”, manifestó entre lágrimas Narváez Torres.

“Según los datos que hemos recabado con la población, la joven (Mayorga) se bajó de un bus y al cruzar la vía parece que solo se fijó a un lado del carril y no se percató de que venía otro bus; pero todavía se están investigando las causas del accidente”, dijo el comisionado mayor Emilio Rodríguez, jefe del Distrito III de Policía.

¿Imprudencia o alta velocidad?

El conductor del bus Internacional amarillo, placa M0876, de la ruta Valle Los Aburto, involucrado en la tragedia, es Francisco Miguel Espinoza Cabrera, de 31 años, quien está detenido en la Tercera delegación policial, para responder por los delitos de homicidio imprudente y lesiones.

Los habitantes de la zona donde ocurrió el accidente denunciaron que todos los automotores que pasan por ahí van a alta velocidad, porque pelean pasajeros.

“Ya no se aguanta a esos buseros, como aquí no hay una bahía siempre peligra que se pasen llevando a los pasajeros, y ni se detienen, porque vienen peleando con los buses de León”, dijo Karen Álvarez, de 21 años, vecina del lugar.

“Los pasajeros se caen de los buses porque no se quieren ni detener, vamos a ver si ahora la Policía les pone mano dura”, comentó Xiomara Sánchez, de 40 años, otra pobladora.