•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Tomado del Diario Extra

Cubierto en sangre, piernas cruzadas y en medio de una alcantarilla fueron hallados los restos del nicaragüense Armando Antonio Rodríguez Flores, quien tenía 28 años, y que fue asesinado de un tiro en el ojo.

El atroz crimen alarmó a los vecinos de San Diego de Tres Ríos de la Unión, Cartago.

Una pareja de oficiales de la Fuerza Pública de la localidad realizaba un recorrido mañanero por la zona, al acercarse a la plaza se percataron de la presencia de un hombre que yacía a un lado.

Primeramente imaginaron que se trataba de un indigente que dormía; sin embargo, conforme avanzaban las manchas de sangre se incrementaban, luego hallaron el cuerpo de Rodríguez, a quien aparentemente le habían sacado el ojo izquierdo y al parecer tenía dos tiros más a nivel de la cabeza; no obstante, debido a la cantidad de coágulos, esa versión no fue confirmaba.

El afectado portaba su vestimenta, tenía las piernas cruzadas, por lo que los agentes presumen que lo arrodillaron antes de matarlo.

Los habitantes de la comunidad aseguran no haber escuchado ni visto nada extraño. Al parecer los hechos ocurrieron en hora de la madrugada del lunes.

No es de la zona

Según los agentes, pareciera que la víctima no es de la localidad, ya que el último domicilio que registra es Hatillo; además, los lugareños destacan no haberlo visto antes.

El occiso supuestamente tenía antecedentes por robo, asalto, hurto y supuestamente estaba implicado en un homicidio, pero este hecho tampoco fue confirmado por los judiciales.

El móvil de este hecho mortal aún no está claro, por lo que agentes de la delegación del Organismo de Investigación Judicial, OIJ, de Tres Ríos, investigan.

Este es el segundo fallecido que se registra en la localidad, pues el fin de semana otro nicaragüense de nombre Omar Romero Betanco, de 24 años, falleció tras recibir cuatro tiros de muerte de diez.