•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Ministerio de la Familia de Masaya y la Policía, determinaron que Olga Esperanza Maltez, de 84 años, no se encontraba “secuestrada” ni recibía maltrato en su vivienda, ubicada del Colegio Salesiano dos cuadras al este.

“La Policía recibió la denuncia del secuestro y pidieron el acompañamiento de Mifamilia”, indicó la delegada departamental de Mifamilia, Cecilia Gaitán.

“Mifamilia envió a un técnico a investigar y no se comprobó que hubiese maltrato, secuestro ni otro delito, todo estaba normal. Se hizo la investigación no como Policía, y no se comprobó nada, todo era mentira”, apuntó.

Explicó que el sobrino de la anciana interpuso la denuncia “y es mentira, lo que sucede es que existe una jubilación de por medio y él quiere esa pensión. La señora está muy bien donde está. El caso lo damos por cerrado, porque ahí no hay maltrato, no hay nada”, reiteró la delegada de Mifamilia.

Los agentes de la Comisaría de la Mujer llegaron a la vivienda de la octogenaria para corroborar la denuncia de secuestro simple, pero con lo que se encontraron fue con una señora bien cuidada y en un lugar aseado.

“A simple vista se ve que la señora no ha recibido maltrato, está lúcida, y una persona que está secuestrada reacciona diferente, se altera y pide que la saquen de ese lugar, pero esta señora veo que está bien cuidada”, mencionó la subcomisionada Xiomara Urbina, jefa de la Comisaría de la Mujer.

La denuncia del “secuestro” fue interpuesta por Jorge Eduardo Blanco, sobrino de Olga Collado, quien dijo que los vecinos le contaron del maltrato al que era sometida su familiar.

“Mi tía ha estado secuestrada hace seis meses y he venido luchando desde que murió mi tío Bayardo Maltez, porque un hijastro de mi tía ha vendido propiedades y él le tiene mala voluntad porque mi tía nunca le dio el apellido”, aseguró el denunciante.

Ancianita fiaba para comer

Por su parte, Guillermo Ocón, hijastro de Olga Maltez, explicó que el problema es que la anciana recibe una pensión norteamericana y él solicitó bloquearla tras enterarse que despilfarraban el dinero de su mamá.

“Ella se enjaranó en una pulpería donde fiaba para la comida, porque su dinero lo malgastaron, entonces pedí la retención y a la persona que administraba le pidieron cuentas y como no tenía soporte, la mantuvieron bloqueada”, aseguró el hijastro.

Guillermo Ocón aseguró que ha tenido que asumir el pago del salario de la señora que atiende a su mamá, servicios básicos y alimentación, hasta que desbloqueen la pensión que recibe la anciana.

 

Necesita atención médica

El dictamen del Instituto de Medicina Legal determina que la paciente Olga Esperanza Maltez, de 84 años, con diagnóstico de crisis hipertensiva, anemia y síndrome nervioso, debe estar bajo tratamiento médico estricto.

 

"Ella en ningún momento ha recibido maltrato, porque a esa edad son unos bebés. Esas personas son unos sinvergüenzas, porque con su cédula han sacado el dinero que doña Olgita recibe de su pensión".

Olga Collado

Cuidadora de la anciana