Orlando Barrios
  •   Masaya  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los pobladores del barrio Monimbó, se reunieron con el comisionado mayor Horacio Sobalvarro, para encontrar una solución a los enfrentamientos que sostienen dos pandillas juveniles y que siembran el terror en la zona.

La tarde del domingo pasado hubo un enfrentamiento a pedradas y morterazos entre “Los Cajetas” y otra agrupación juvenil.

En el desarrollo de la riña tumultuaria se vieron involucrados jóvenes y mujeres que no tenían nada que ver, pero que supuestamente fueron agredidos por parte de agentes, tal el caso de doña Cándida Orozco, Ana Regina Díaz y Maritza del Carmen Téllez.

Las lesionadas aseguraron al comisionado mayor Solbalvarro que pondrán la denuncia correspondiente, porque consideran que hubo un abuso por parte de la Policía.

“Un grupo hombres llegó a la casa, la cargaron a morterazos y ahora quieren involucrar a mi marido que no tiene nada que ver, porque él tiene una trayectoria, es cristiano”. dijo Yelba Urrutia.

También, los pobladores solicitaron una unidad policial preventiva en el ‘Comandito’, pese a que hace poco se inauguró una, de la iglesia Magdalena cuadra y media al norte.

Comisionado pide disculpas

Por su parte el comisionado pidió disculpas a los pobladores de Monimbó, si consideran que hubo exceso, pero aseguró que lo que hubo fue un operativo enérgico en el que él estuvo al frente.

“Hemos analizado la situación y hubo errores, sin embargo, los daños fueron leves y existe denuncia. La Policía en ningún momento se ha negado a recibir denuncias”, señaló el comisionado mayor.

En cuanto a las lesiones de Orozco y sus hijas, indicó que estas pueden interponer la denuncia en Asuntos Internos de la Policía, pero si tienen desconfianza, podrían acudir a los organismos de derechos humanos.

Asimismo, Sobalvarro preguntó a los presentes: “¿Qué puede justificar la violencia y el hacerle daño a la gente? Acaso tiene que haber un muerto para que haya conciencia”, y ejemplificó con Las Américas 2, un barrio de Managua donde siempre había un muerto por problemas de pandillas.

El comisionado mayor hizo hincapié en que es mejor tener resguardados a los jóvenes que se ven involucrados en este tipo de hechos, a que expongan sus vidas.