Lizbeth García
  •   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La ciudadana Haydée Guadalupe Pineda Díaz denunció que la Policía de Chontales no quiso escuchar, ni atender, la denuncia que interpuso contra sus vecinos en Juigalpa, quienes supuestamente la agredieron y le hacen la vida imposible, porque quieren apoderarse de las propiedades que su difunto padre, el espiritista y astrólogo Miguel “Yito” Pineda le dejó al morir, y las cuales están en venta.

Denunció que su vecino primero la amenazó con un machete, mientras la hermana de él la golpeaba con una piedra en el cráneo, lo que hizo que Pineda Díaz se desmayara y permaneciera inconsciente por cinco horas.

Después del violento episodio, Pineda Díaz asegura que recibió unas cinco llamadas a su teléfono móvil, y un hombre le dijo: “Poné el terreno a mi nombre para que no te sigan molestando”.

Por las secuelas que le dejó la agresión, el doctor Róger Morales, del departamento de Ortopedia y Traumatología del Hospital Escuela “Roberto Calderón”, atendió a Pineda el 18 de diciembre de 2012.

Explicó que sus vecinos, a los que identificó solo con un apellido y algunos alias, han saqueado su casa, le destruyeron la tubería, el cableado del agua potable y de energía, pero la Policía no hace nada. “Yo lo que quiero es que los metan presos”, demandó.

Dando respuesta a la denuncia de la ciudadana, el comisionado Simón Páramo, jefe de Investigaciones de la Dirección de Asuntos Internos de Managua, envió una comunicación al comisionado mayor Javier Carrillo, jefe de la Policía de Chontales, para que atiendan la denuncia por agresión, robo y amenazas de la dama, dado que todo ciudadano tiene derecho a denunciar y ser escuchado.

Pineda aclaró que ella es médica naturista, no bruja, pero su padre le heredó “el don” de supuestamente presentir las cosas antes de que sucedan, y se gana la vida honradamente ofertando productos de belleza, por lo que demandó de sus vecinos que la dejen trabajar en paz.