Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio Público confirmó, por medio de la acusación, que el coreano Yeon Ha Yoo, de 31 años, conducía con 4.00 gramos de alcohol por litro de sangre al momento que atropelló mortalmente a Marlon David Miranda Castillo, este fin de semana, pero contradictoriamente, en el escrito acusatorio solicitó que lo dejen “arrestado” en su casa, que no lo dejen salir de Nicaragua y que le impongan una fianza.

Se desconocen las causas que llevaron al fiscal Víctor Mena a pedir medidas alternas a la prisión para el acusado, pero ciertamente hubo una confusión, porque inicialmente el caso fue remitido a un juzgado Local, pero luego hubo una declaratoria de incompetencia y remitieron el expediente a un juzgado de Distrito, en razón de la pena que va de cuatro a ocho años de prisión cuando hay manejo temerario y consumo de alcohol.

Sin embargo, será hasta este martes que se sabrá si el coreano queda libre o no, porque hasta ayer continuaba internado en el Hospital “Vivian Pellas”, ya que, supuestamente, resultó lesionado el día del accidente. La Fiscalía solicitó a la juez Sexto Penal de Audiencias, Gertrudis Arias, que celebre la audiencia preliminar del juicio en el centro asistencial, si es que el imputado no puede moverse.

Según el escrito acusatorio, supuestamente el coreano embistió al motociclista por detrás, lo hizo “volar” sobre el vidrio delantero de su automóvil, techo y vidrio trasero, hasta caer en el pavimento, donde murió instantáneamente por politraumatismo severo y sección medular completa de la cabeza.

La Fiscalía ofreció la prueba de alcoholemia que confirma la embriaguez del extranjero y la resolución de la Policía de Tránsito, que dice que Yeon Ha Yoo no guardó su distancia y provocó la colisión, infringiendo así la Ley General de Tránsito y sus normas administrativas, a diferencia de la víctima, que no cometió ninguna infracción.

Éste es el tercer caso de homicidio imprudente por consumo de alcohol que se ventila en los juzgados desde la entrada en vigencia del nuevo Código Penal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus