Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA
Decir extrema violencia parece poco para describir los crímenes ocurridos durante el fin de semana en este departamento. A un joven le quitaron la vida a puntapiés y pedradas, mientras que un anciano de 75 años fue asesinado a garrotazos.

La Policía informó que uno de los hechos se registró en el poblado de Río Blanco, donde fue asesinado a pedradas el ciudadano Jimmy Danilo Díaz Soza, de 20 años, cuando se movilizaba con su hermano, Juan Carlos Díaz, de 26 años, por el sector de La Pollera, ubicado en el Barrio “Walter Calderón”, de Río Blanco.

Los hermanos iban en estado de ebriedad y se dirigían a sus casas, cuando fueron interceptados por los sujetos Juan Ramón, de 25 años; Domingo, de 22; Pablo Martínez Zamora, de 20, y José Antonio López Zamora, todos hermanos, quienes los atacaron a pedradas sin motivo alguno.

Los Díaz Soza salieron corriendo en direcciones diferentes. Jimmy fue alcanzado en el patio de la escuela del barrio, después de ser impactado por varias piedras. Los homicidas aprovecharon que habían tumbado a Jimmy Danilo para propinarle puntapiés hasta dejarlo inconciente, con fracturas en todo el cuerpo. Así fue encontrado por sus familiares, quienes lo trasladaron al hospital de Boaco, pero de nada sirvió, pues el joven falleció antes de llegar.

Mientras, en la comunidad de Kasquita, municipio de Paiwas, Región Autónoma del Atlántico Sur, fue asesinado a garrotazos el anciano Isidro González Guzmán, de 75 años, según la denuncia que interpuso ante las autoridades policiales el señor Carlos Alberto López Martínez, patrón de la víctima. El denunciante dijo que el supuesto autor del crimen es Marlon Amador, quien a eso de las seis de la tarde se presentó a la casa de don Isidro, ubicada en uno de los potreros de su finca, y garrote en mano atacó al anciano hasta quitarle la vida. Posteriormente el homicida registró la vivienda y se llevó tres mil córdobas que el anciano tenía ahorrado.