•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un femicidio ocurrido hace tres meses parecía estar en la impunidad, pero este fin de semana la justicia alcanzó a Jaime Humer Molina Martínez Banz o Humer Martínez Hodgson, de 40 años, alias “La Rastra”.

“La Rastra” era buscado por el crimen contra Marling Antonia Soza, de 40 años, quien la noche del dos de noviembre de 2012 fue violada y ultimada a golpes.

El sospechoso alega que él no cometió el femicidio, sino que “andábamos tres varones con ella… Sí, los vigilantes del parque dicen que yo la maté, ¿pero, por qué no me detuvieron en el momento?”

Sin embargo las investigaciones realizadas por los detectives de la Primera Delegación de Policía revelaron que Molina Martínez actuó solo.

Se conocieron en expendio

La víctima era adicta al consumo de alcohol y drogas.

“Yo conviví con Soza durante nueve meses, pero mucho discutíamos porque a ella le gustaba consumir drogas y yo solo consumo licor, nos conocimos en un expendio del Mercado Oriental”, confirmó el sospechoso.

La Policía determinó que el móvil del crimen fue que la víctima no quiso sostener relaciones sexuales con Molina Martínez.

La captura tuvo lugar en el barrio “Jonathan González”, cuando Molina consumía licor junto a otros tomadores consuetudinarios, en una chatarrera.

 

"El detenido ya había sido denunciado por violencia intrafamiliar en perjuicio de Soza, por lo que existen antecedentes de maltrato".

Subcomisionada Auxiliadora Huembes

Jefa de Detectives del Distrito I