Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La muerte se antepuso a la acción humanista
Ingrid Duarte / GRANADA
El señor Manuel Antonio Castillo Ayala, de 52 años, apodado “La Pluma”, murió ahogado en las aguas del Lago Cocibolca cuando intentó salvarle la vida a Ezequiel Robleto Villalobos, de 18 años, quien supuestamente se introdujo en la parte profunda, a pocos metros del muelle del puerto de Asese, sin saber nadar. La víctima estuvo en el lugar con su hermano, quien se identificó como José Aníbal, quien llegó de vacaciones a su natal Granada en compañía de su esposa, Margarita Villalobos, ambos procedentes de los Estados Unidos. De acuerdo con las personas que presenciaron el hecho, Manuel Antonio se lanzó al agua cuando observó que Ezequiel, quien es sobrino político de su hermano, agitaba los brazos desesperadamente, buscando mantenerse a flote. “La Pluma” nadó por debajo del agua y con sus brazos mantuvo suspendido al muchacho, pero no por mucho tiempo, pues ambos se sumergieron. Varias primas y hermanas de Ezequiel, que descansaban en unas hamacas, creyeron que el joven estaba bromeando y se reían, mientras José Aníbal continuaba llamando a su hermano, relató un nieto del fallecido. Momentos más tarde un trabajador del puerto rescató el cuerpo de “La Pluma”. Mientras tanto, Ezequiel fue rescatado por ese mismo trabajador y luego fue trasladado por una ambulancia de la Asociación Civil de Bomberos Voluntarios de Granada al Hospital Amistad Japón-Nicaragua, en estado inconsciente, pero se recuperó esa misma tarde bajo la atención médica, por lo que regresó a su casa, con su familia. La madre del fallecido llegó al país para estar en los funerales de Castillo Ayala, quien según el dictamen del médico forense de Granada, doctor Mario Hernández Espinoza, falleció por ahogamiento.

Mata a su compañero de tragos
Mercedes Vanegas / MASAYA
Por no dar más dinero para continuar tomando licor, el joven José Tomás Díaz Martínez, de 23 años, perdió la vida al ser apuñalado por su compañero de tragos. Según testigos del hecho, Walter Norlan Espinoza Sánchez, de 20 años, pidió a José Tomás dinero para comprar más licor, pero como el joven no le dio nada, el autor sacó un machete pequeño y le provocó tres heridas. El afectado cayó, y cuando sus familiares se dieron cuenta de lo sucedido, se presentaron al lugar y lo trasladaron de emergencia al Hospital “Humberto Alvarado”, de Masaya, donde falleció. En el dictamen médico se refleja que las causas de la muerte fueron heridas de arma blanca en el abdomen y tórax, hemorragia masiva y shock hipovolémico. La Policía de Masaya logró la captura de Walter Norlan Espinoza Sánchez. El hecho se dio en el en barrio Las Malvinas, del hospedaje El Pollo Nº 2, tres cuadras al este, una al sur y 20 varas al este.

Más muertos en Granada
Ingrid Duarte / GRANADA
Otra muerte por sumersión se registró en este departamento. Francisco Estrada Vega, de 73 años, originario de la comunidad El Sol, pereció en las aguas del río Medina, en el municipio de Nandaime. Según lo manifestado por el jefe de la Policía de Granada, comisionado mayor Ramón Avellán, el septuagenario pereció este fin de semana y el cuerpo fue entregado a sus familiares. Asimismo, Víctor Manuel Tercero Chavarría, de 31 años, habitante de la comarca Posintepe, en el municipio de Granada, se suicidó ahorcándose con una sábana blanca. De acuerdo con la información policial, Tercero Chavarría era bebedor consuetudinario.

Dos presos por tráfico ilegal de madera
Mercedes Vanegas / MASAYA
En Masatepe, por tráfico ilegal de madera fueron detenidos los ciudadanos Germán Cabrera Selva, de 30 años, y Nelson José Oviedo Sánchez, de 28. Al momento de la detención, la Policía encontró madera de tipo mora, y de inmediato la camioneta y sus ocupantes fueron trasladados a la delegación Policial. Ambos se transportaban con la madera en la camioneta roja, placas M-094843, en la cual se les ocupó 37 tablones. La captura e incautación se registró a las siete de la mañana del domingo, frente a la gasolinera de Petronic.