•   Miami, Florida, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Tomada de La Prensade San Antonio, Texas

La nicaragüense Evelyn Matamoros, quien fue sometida a una operación de más de siete horas en Miami para extraerle una bala del cuello, dijo que se siente “bendecida” porque tiene “una segunda vida” luego de superar la delicada cirugía.

“Me siento bendecida porque tengo una segunda vida. Estuve pensando (tras recibir la bala) que nunca, nunca cerrara los ojos. En ese momento me esforcé por mantener la calma, pensar en mis hijas”, dijo Matamoros.

La mujer fue víctima de un asalto en enero al salir de un restaurante en Liberty City, en el condado de Miami-Dade, con su mamá y dos amigas.

Un joven de 20 años la enfrentó con un arma de fuego exigiendo que le entregara la cartera, según la Policía.

A pesar de que la víctima entregó su bolso, el presunto asaltante le disparó en el rostro. Una bala se alojó en el cuello, los médicos le extrajeron el proyectil y le colocaron una placa de titanio para reemplazar la parte de su mandíbula destrozada.

“Me siento agradecida con la vida. En cuanto a mi salud me siento bastante fuerte y tengo gran fe, la esperanza de poder salir victoriosa de esta batalla”, expresó en una conferencia de prensa en compañía de su esposo y sus dos hijas.

La paciente necesitará de tres a cuatro cirugías más, y dijo que su total recuperación tomará cerca de un año.

Sorprendente caso

El instructor clínico de cirugía del centro de traumatología Ryder del Jackson Memorial, Luis Gabriel Ruiz, informó la semana pasada de que la mujer tenía una perforación hecha por la bala en el lado izquierdo de la cara, justo debajo del ojo.

“Era sorprendente porque no solo podía hablar y responder a las preguntas, sino porque estaba calmada”, dijo Ruiz, quien atendió a la paciente cuando llegó al hospital el pasado 24 de enero.

Por su parte, la Fundación Jackson Memorial dijo hoy que ha establecido un fondo para ayudar a Matamoros.

“Además de la atención médica inmediata que ella ha recibido, Evelin necesitará cirugías adicionales y terapia física para poder recuperarse por completo”, dijo el presidente de esa fundación, Thomas J. Schramm.

Añadió que “por ello es que esperamos contar con la generosidad de nuestra comunidad para ayudar a la familia de Evelin con sus necesidades médicas”.