•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“¡Ay Señor!, ¿por qué, por qué, por qué mi papito lindo? Dime Señor, ¿por qué?”, se lamentaba Consuelo Cerda, de 33 años, mientras estaba arrodillada junto al cuerpo inerte de su padre Julio César Cerda Rojas, quien tenía 65 años y falleció al ser catapultado por un bus.

El accidente ocurrió a eso de las 10:00 am de ayer, en el kilómetro 25 de la Carretera Panamericana Norte.

La Dirección de Tránsito del Distrito VIII de Policía y una ambulancia del Instituto de Medicina Legal se hicieron presente al lugar, para investigar la desgracia, pero la familia doliente desistió de esa diligencia.

“No queremos que se lo lleven al Instituto, lo queremos llevar a la casa para que ya descanse. Él a veces tenía problema de sordera”, dijo entre lágrimas María Julia Cerda, la mayor de los seis hijos que la víctima procreó con María Antonia Reyes, de 60 años.

En busca de leña

Wilmer José Flores Vega, de 32 años, es el conductor del bus multicolor placas MT-16345 que cubre la ruta Río Blanco-Managua, que atropelló al sexagenario; está detenido por homicidio imprudente.

“En el croquis se refleja que la víctima estaba cruzando la vía de norte a sur, cuando el conductor del bus trató de aventajar al ciclista, pero lo catapultó”, dijo el subcomisionado Francisco Tórrez, jefe de Tránsito del Distrito VIII de Policía.

“Él (Cerda) solo tomó café y me dijo: ‘Viejita, voy a ir a buscar leña, porque no hay para el almuerzo, ya vuelvo’, pero no fue así. Estos buseros siempre pasan como alma que lleva el diablo”, manifestó Reyes.

Según la familia doliente, el anciano acostumbraba ir a buscar leña con su nieto de seis años, pero ayer lo dejó porque estaba dormido.

Los familiares de Cerda manifestaron que están anuentes a llegar a un trámite de mediación con Flores, porque necesitan cubrir los gastos del sepelio y son de escasos recursos económicos.

Por otro lado, en el kilómetro 10 Carretera Nueva a León, José Antonio Benavides, de 60 años, fue atropellado por una camioneta Chevrolet placas MY-8449 conducida por Julio César López, de 20. Víctima y conductor mediaron para evitar ir a juicio.

"Tanto le recomendé que tuviera cuidado al cruzar esa carretera, porque es bien peligrosa, pero la desgracia llegó”.

María Antonia Reyes

Esposa de la víctima