Róger Olivas
  •   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De una estocada en el abdomen murió Marlon Humberto Canales Romero, quien tenía 25 años de edad y fue ultimado por Ariel José Altamirano, de 18, alias “El Chino”, habitante del barrio La Florida.

La mañana del sábado,“El Chino”, quien confesó el crimen, fue trasladado de su vivienda hacia las celdas preventivas de la Policía departamental, y en las próximas horas será remitido ante la Fiscalía, para que enfrente acusación por homicidio.

El delito ocurrió detrás del barrio “Walter Arata”, en la periferia sur de Chinandega, cuando Canales Romero, que laboraba en una panadería, se encontraba junto a otros individuos que ingerían licor.

De acuerdo a un informe policial, hubo una discusión y Canales Romero intentó mediar, pero como respuesta recibió una estocada.

Aracely Abigail Vanegas Gómez, quien procreó un hijo con la víctima y está embarazada, dijo que se enteró de la muerte de Marlon a las 11:45 de la noche del viernes, y señaló a“El Chiri” y “El Chino” como los autores de la muerte de su esposo.

No bebía ni tenía enemigos

“Desconozco a qué salió mi esposo en horas de la noche, él no bebía licor ni tenía enemigos. Espero que la Policía capture a los culpables y que prevalezca la justicia”, dijo.

La misma exigencia hicieron familiares y la madre del fallecido, quien afirmó que el crimen ocurrió cerca de la vivienda de Marlon Humberto, en el barrio“Walter Arata”.

Varias personas trasladaron al Hospital España a Canales Romero, pero este llegó sin signos vitales, confirmó el forense Róger Pereira Umaña, quien afirmó que el joven murió debido a hemorragia de abdomen, como consecuencia de la herida.

El comisionado mayor José Luis Cárcamo Narváez, jefe departamental interino de la Policía en Chinandega, dijo que el homicidio se registró cerca del sitio conocido como La Arrocera, cuyas seis manzanas están tomadas por un grupo de personas.

Agregó que en el grupo con el que estaba Marlon Humberto había varios sujetos tomando licor, pero apuntó que esperarán los resultados de los exámenes practicados por el forense al cadáver, para determinar si la víctima había tomado bebidas alcohólicas.