•   Ocotal, Madriz  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía retuvo el viernes pasado un furgón con 94 reses que iban rumbo a la frontera por el paso de Las Manos.

Los animales fueron retenidos porque la documentación que amparaba el traslado tenía incongruencias en cuanto a cantidad y peso autorizado para la exportación de ganado en pie.

En el furgón con el cabezal Freightliner, anaranjado, placa hondureña No. A AH 6595, iban 94 animales, pero según los papeles eran 90, además el peso por cada res no llenaba los parámetros autorizados para la exportación.

Una fuente policial vinculada a las investigaciones dijo que fueron 6 los furgones retenidos, porque además transitaban por la Carretera Panamericana en un horario no autorizado para medios de transporte que trasladan ganado en pie dentro del territorio nacional.

Pero otros cinco furgones ya habían cruzado la frontera, porque el servicio de aduanas y migración de Las Manos está activo las 24 horas del día.

¿Ganado deshidratado?

Según el Acuerdo Ministerial del Ministerio de Industria y Comercio, Mific, No. 063-2001, el peso para la exportación por cabeza de ganado es de 350 kilogramos para Centroamérica y 250 kilogramos para México. El ganado retenido no llegaba ni al peso del más bajo.

Técnicos del Magfor que inspeccionaron el ganado retenido en el redondel de la barrera taurina de Ocotal, dijeron a los investigadores policiales que no se podía establecer con objetividad si el ganado fue o no subido con el peso adecuado, porque la fatiga del camino, la falta de alimentos y agua podrían haber causado un bajo peso por posible deshidratación.

No fue posible determinar la identidad del propietario del ganado vacuno, pero, según un oficial de la Policía, este habría presentado posteriormente los papeles legales de las 4 vaquillas no registradas.

Se consultó al comisionado Edgard Sánchez Aguilar sobre el caso y dijo que la retención del ganado que se dirigía hacia Honduras con procedencia de El Chagüitillo, departamento de Matagalpa, está en proceso de revisión.

Sin embargo, otra fuente policial dijo que hay una investigación en marcha y que podría tocar a funcionarios de varias instituciones como Aduanas, Magfor y hasta la Policía, para determinar responsabilidades en cada caso, porque sospechan de la existencia de un grupo organizado que se dedica al abigeato.