Leoncio Vanegas
  •  |
  •  |
  • END

JALAPA, NUEVA SEGOVIA
El director municipal del Ministerio de Salud, doctor Ramón Iván Zeledón, es acusado por moradores de la comarca Nueva Esperanza por “irresponsable e indolente”, ya que en estado de ebriedad y conduciendo a alta velocidad una camioneta propiedad de la institución atropelló a una niña que viajaba en una bicicleta por la vía adoquinada entre esta ciudad y la comarca Teotecacinte.

Oniel Herrera Fajardo, pariente de la víctima, señaló que el galeno no sólo la embistió, sino que huyó del lugar para evadir su responsabilidad y olvidó su profesión de médico y director del Centro de Salud para preocuparse en dar primeros auxilios y llevarla en el mismo vehículo a recibir atención de emergencia.

Relató que la mamá de la niña, con ayuda de vecinos, la llevó en otro automotor al centro asistencial del que es responsable el galeno, y de ahí fue remitida a Ocotal, donde dieron de alta porque sus lesiones no fueron graves.

Varios vecinos que quedaron recogiendo piezas fragmentadas de la bicicleta y esquirlas de la carrocería de la camioneta del Minsa se apostaron para esperar el retorno de Zeledón, al que lograron detener con tres acompañantes para entregarlo a la Policía, pero ésta no llegó y el funcionario de Salud siguió su impune viaje.

El subcomisionado Nixon Morán, jefe policial en este territorio, informó que todavía documentaban el accidente para ser remitido a las instancias competentes.

Parrandeando en vehículo del Estado
Al enterarse de los señalamientos públicos que le imputan por el hecho, Zeledón se retiró molesto de la acera de la estación policial donde se requirió periodísticamente, y tras la pregunta insistente que se le formuló: “Doctor ¿se responsabiliza por el accidente que ocasionó lesiones a la menor?.... enfadado y mudo aligeró sus pasos para retirarse.

“Andaban cuatro en la camioneta (incluido Zeledón) y andaban ebrios”, acusó Herrera Fajardo.

Asimismo, añadió que el alto funcionario municipal del Minsa mandó a otra persona a “echarse el muerto”, en nombre de él, montaje que fue rechazado por los familiares de la menor porque hasta un niño que vio el accidente lo identificó bien frente al fatídico volante.

Aunque Jessi Samara no resultó con lesiones graves, Herrera Fajardo demandó justicia a las autoridades, para “que le quiten ese cargo de director, porque desde el momento en que la golpeó él se hubiera detenido a ver cómo estaba la chavala, se hubiera responsabilizado y él mismo la hubiera llevado al hospital, y la hubiera atendido, porque él es un médico”, reclamó.