•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una familia monimboseña revivió el capítulo bíblico de Caín y Abel, porque dos hermanos discutieron al calor de los tragos y uno de ellos atacó al otro con un arma blanca, provocándole la muerte, por lo que ahora será enjuiciado, y además hirió a la mujer que trató de evitar el mortal pleito.

El parricidio que enluta a la familia López Putoy se registró a las 3:00 pm del martes entre los hermanos Néstor Leonel y Marlon Javier, quienes regresaron a su vivienda luego de ingerir licor.

Según Aurora Bravo, vecina de la familia, Néstor Leonel y Marlon continuaron ingiriendo licor en su casa, después se escucharon los gritos aterradores de Gloria Hernández, de 32 años, quien supuestamente intervino en la discusión de los hermanos.

Otro vecino, Vladimir Exequiel Alemán, narró que al escuchar los gritos aterradores de la mujer, se fue a ver qué ocurría y al llegar observó a Marlon Javier tendido en el suelo, con varias heridas de arma blanca.

La mujer herida fue trasladada al Hospital “Humberto Alvarado”, donde se encuentra en estado reservado de salud, mientras el autor del parricidio fue trasladado a las celdas de la Policía de Masaya.

Un oficial que pasaba por el lugar fue alertado de la situación y pidió refuerzos; sin embargo, todo fue en vano, porque Marlon Javier ya estaba muerto.

Los familiares de las víctimas solicitaron a los medios de comunicación que cubrían la tragedia que se retiraran del lugar, porque no iban a brindar ninguna información de lo sucedido. El crimen ocurrió en el barrio Monimbó, del Comandito media cuadra al sur.

 

Estocada mortal

Una de las estocadas que recibió en el tórax fue la que causó la muerte a Marlon Javier López Putoy.

Andrea del Carmen Rodríguez Dávila relató que Néstor Leonel López Putoy se encontraba ingiriendo licor con su marido, Marlon Javier, cuando el primero empezó a ofender al segundo.

“Marlon Javier se molesta y se dirige al patio, donde encuentra una pala y se vuelve adonde está Néstor Leonel, quien lo estaba esperando con un cuchillo, forcejean, le propina varias estocadas en distintas partes del cuerpo, la del tórax le causa la muerte por un shock hipovolémico”, revela el informe policial del caso.