Jorge Eduardo Arellano
  •   Tipitapa, Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por dar maltrato físico y verbal a su marido y a los cuatro hijos que procreó con él, a María José García Montoya, de 33 años, la jueza Penal de Audiencias de Tipitapa, Victoria López, le decretó la prisión preventiva.

La Fiscalía acusó a García por los delitos de violencia intrafamiliar y lesiones graves, debido a que sus hijos y su exmarido, de apellidos Gómez Ñurinda, de 33 años, están en tratamiento psicológico porque producto del maltrato, el hombre sufre de trastornos depresivos y alteraciones del sueño.

La relación de la pareja duró unos 16 años, pero hace cuatro García empezó a descuidar a los niños, se iba todo el día “de parranda”, los dejaba abandonados y hasta les vendía la ropa, según la Fiscalía.

“Mientras Gómez Ñurinda trabajaba para mantener el hogar, García supuestamente le gritaba ‘te voy a beber la sangre’. En una ocasión le rompió la escoba en la espalda, en otra le quebró una taza de vidrio y cuando estaba dormido le lanzaba café hirviendo, por lo que la víctima no dormía por temor a que lo matara”, detalla el libelo acusatorio.

“Ya me tenés harta, quiero ser libre, me voy a dar el gusto de beberme tu sangre”, supuestamente le gritaba García a su entonces marido, quien demandó a la acusada para obtener la custodia de sus hijos, y se la concedieron, pero la acusada siempre decía: “Ese papel (la sentencia), ¡me vale!…”, relata la acusación.

“En una de las discusiones García intentó agredir con un cuchillo a Gómez, pero uno de los hijos intervino y resultó herido. La acusada también exponía al peligro a sus hijas mayores, a quienes se llevaba a los bares hasta altas horas de la noche”, agrega el escrito acusatorio.