Carlos Larios
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía del Distrito Uno determinó que el extranjero que apareció sin vida en el Hotel Colón, ubicado en residencial Los Robles, no fue víctima de un crimen, sino que este decidió terminar con su vida por motivos desconocidos.

El sábado, en el cuarto número 16 del negocio, el estadounidense identificado como Douglas Wilson Walter, de 36 años, fue encontrado sentado en el inodoro de la habitación, ya sin vida, pero en el cuarto había manchas de sangre regadas en diversos puntos, por lo que aparentemente la víctima caminó luego de resultar herido.

“Conocimos que el hombre, de nacionalidad norteamericana llegó a hospedarse por tres días al hotel, luego se le venció el período y se fue, pero posteriormente regresó y se hospedó un día más.

Lo raro es que no llevaba maletas ni nada con él. En el lugar se puso a ingerir licor. Él andaba con un cuchillo y con ese se cortó los pulsos, pero como vio que no le pasaba nada, agarró el mecate de una grabadora y se colgó de un perlín del baño del cuarto, hasta que se ahorcó”, relató el suboficial Osmín Muñoz, de Información y Análisis de la Policía del Distrito Uno.