•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Christopher Méndez Rodríguez, de 7 años, el niño que fue atacado por un perro Pitbull, llegó ayer al centro de salud “Edgard Lang” para que le quitaran las más de 50 puntadas que le hicieron para cerrarle las heridas que le dejaron las 15 dentelladas que le hizo el can, el 21 de febrero.

El pequeño fue dado de alta por los galenos del Hospital Infantil “Fernando Vélez Páez” el fin de semana, pero tiene una cita para el 12 de marzo.

“Él (Méndez) todavía está bajo tratamiento psicológico, porque se levanta a medianoche llorando y gritando ‘ ¡Quítenmelo, quítenmelo (al perro de encima)!, pero gracias a Dios ya está fuera de peligro, los doctores le mandaron medicamentos para la infección y el dolor”, manifestó Yessenia Rodríguez, madre del menor.

Por su parte “Pery”, el perro que mordió al pequeño, está de regreso en casa de su amo, José Esteban López, quien con documentos en mano emitidos por las autoridades del Centro de Salud “Edgard Lang”, comprobó que el can no tiene rabia y puede estar en su vivienda, pero deberá implementar medidas de seguridad.

Muro perimetral para el perro

“Por el momento, voy a enviar al animal a casa de unos conocidos que habitan fuera de esta zona, para mientras levanto el muro perimetral de la vivienda. El (personal) del Centro de Salud evaluó a ‘Pery’ y todo estaba en regla. Yo ya no quiero más problemas, si tomaban la decisión de decapitarlo, tampoco me iba a oponer, porque ellos son la autoridad”, manifestó López.

Hasta el momento los involucrados en la tragedia no han realizado el trámite de mediación. “Ellos no han querido aceptar dinero, porque manifiestan que esperarán la resolución de la Policía, pero yo fui a ver al niño al hospital y le llevé algunas cositas, como pañales desechables, jugos, galletas y he estado pendiente de él, porque nadie va a querer que ocurriera algo así”, agregó López.

Dos víctimas más de canes mordelones

La noche del martes, en el sector de la Iglesia Pío X, en Bello Horizonte, la niña Marlene Arévalo, de 12 años, fue atacada por el perro de su vecina, quien supuestamente los mantiene en la calle.

La pequeña se dirigía a la pulpería, cuando el perro, que es mezclado, mordió en el abdomen y en la pierna izquierda.

Paramédicos de Cruz Roja trasladaron a la menor al Hospital “Alemán Nicaragüense”, donde permanece internada.

La semana pasada otra niña de San Rafael del Sur también fue atacada por un can. Estuvo internada en el Hospital “Fernando Vélez Páiz”, pero no quisieron hablar con medios de comunicación.