•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Tomado del Diario Extra Costa Rica

La Policía Profesional de Migración, en coordinación con la Fuerza Pública y Fiscalía de Liberia, desarticuló una banda delictiva dedicada al tráfico ilícito de personas que operaba en la zona fronteriza norte del país, propiamente en el cantón guanacasteco, La Cruz, frontera con Nicaragua.

Las autoridades migratorias detuvieron a dos hombres de apellidos Leitón y Guevara, quienes en este momento permanecen a la orden del Juzgado Penal de Liberia.

Como lo indicó Freddy Montero Mora, director a.i. de la Dirección General de Migración y Extranjería, la investigación se inició hace varias semanas gracias a informaciones confidenciales que alertaban acerca de un grupo delictivo que traficaba personas extranjeras desde Peñas Blancas.

Al parecer, y según la información que manejan las autoridades, los delincuentes cobraban entre US$100 y US$400 por persona, a quienes primero albergaban y luego trasladaban en vehículos para burlar los retenes policiales.

Hubo balacera

“El viernes 1 de marzo los oficiales de la Unidad de Investigaciones de la Policía Profesional de Migración lograron determinar que el grupo delictivo preparaba un trasiego de personas extranjeras y fue cuando se decidió actuar, en coordinación con el Ministerio Público, para detenerlos”, añadió el jerarca.

La captura se dio después de (según información de migración) una persecución policial e intercambio de disparos, ya que los sospechosos al percatarse de la presencia policial huyeron a gran velocidad.

“Se logró detener a dos sospechosos y a siete extranjeros traficados, quienes quedaron a la orden del Ministerio Público de Liberia. Fue un operativo exitoso y continuaremos trabajando en este sentido para erradicar el tráfico de personas, la trata de personas y otros delitos que cometen bandas organizadas”, comentó Montero. Además del dinero y las detenciones se logró decomisar dos vehículos.