•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con un fallo de no culpabilidad emitido por la jueza de juicio, doctora Elizabeth del Carmen Corea Morales, Armando José Gaitán Gadea logró su libertad y pudo reunirse con sus familiares, entre ellos sus hijos, quienes emocionados abrazaron a su progenitor de 34 años.

Gaitán Gadea fue acusado por el robo con intimidación agravado de 520 mil córdobas propiedad del dueño del Casino Flamingo de Estelí, el empresario asiático Lee Soo Young.

El acusado laboró como administrador del casino durante 10 años y fue señalado por la Fiscalía, porque según el jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de la entidad de seguridad pública, comisionado Eddy Peralta Ramírez, declaró que tres elementos armados habrían llegado a su casa, donde tomaron como rehenes a su compañera de vida y a sus hijos, luego lo obligaron a trasladarse al negocio para que les entregara el dinero, porque si no lo hacía los matarían.

Sin embargo había otras declaraciones de los vigilantes del casino que indicaban que el día del atraco (el 29 de noviembre de 2012), Gaitán llegó al casino muy tranquilo, luego salió en su camioneta, la cual fue abandonada por los ladrones en una calle.

Durante el juicio los testigos de cargo se contradijeron y por eso la jueza declaró no culpable a Gaitán, cuyo padre, Armando Gaitán Arvizú, teme por la vida de este, porque “los verdaderos atracadores andan sueltos” y lo amenazaron de muerte si los denunciaba, por lo que demandó a la Policía que proteja a toda su familia.

Salvadoreño admite robo en casino

Porque aparecía en los videos de seguridad cometiendo el atraco, el salvadoreño Félix Daniel Flores Arauz tuvo que admitir la autoría del robo con intimidación agravado de C$ 520,000, hecho ocurrido en el casino Flamingo.

Se conoció que el dueño del negocio, el asiático Lee Soo Young, no descarta la posibilidad de entablar un nuevo proceso por la vía civil contra Flores, por daños y perjuicios, para resarcir la pérdida que tuvo los días y las noches que el casino no estuvo funcionando por efectos del robo.

La Fiscalía pidió a la jueza de Juicio de Estelí, Elizabeth Corea, que castigue al salvadoreño con seis años de cárcel, tomando en consideración como atenuante que admitió los hechos, pero la abogada Violeta Gutiérrez pidió menos de cuatro años de encierro, porque el acusado no tiene antecedentes penales.

La doctora Elizabeth Corea programó la celebración de la audiencia especial de lectura de sentencia condenatoria para el próximo lunes 11 de marzo.