•   San Salvador/ El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Pandilleros de El Salvador entregaron hoy a las autoridades unas 267 armas de fuego al cumplirse el primer aniversario de la "tregua" que ha disminuido los homicidios en el país.
       
Las armas entregadas incluyen fusiles, escopetas, carabinas, pistolas y revólveres de distintos calibres, y cuatro lanzacohetes.
       
La entrega tuvo lugar en Apopa, al norte de San Salvador, como parte del acto donde ese municipio fue declarado libre de violencia de las maras como producto de la "tregua", vigente desde el 9 de marzo de 2012.
       
Esta es la segunda entrega de armas de los pandilleros después de la que hicieron el 13 de julio de 2012 en San Salvador al secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, consistente en al menos 87 armas de fuego, algunas deterioradas y hasta sin gatillo.
       
La OEA es garante y observador de la "tregua" entre la Mara Salvatrucha y la M18.
       
El acto de este sábado se celebró en el parque de Apopa y fue presidido por el ministro de Justicia y Seguridad, David Munguía Payés; el alcalde, Elías Hernández, y los mediadores de la "tregua", el obispo castrense, Fabio Colindres, y el exdiputado del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, Raúl Mijango.
       
La declaración de "municipios santuarios" o libres de violencia de pandillas constituye una segunda parte de la "tregua", que comenzó a ejecutarse en enero pasado en cuatro de los 262 municipios del país.
       
El viceministro de Justicia, Douglas Moreno, comentó a periodistas que Apopa es el sexto municipio incluido en la iniciativa, que en principio podría abarcar 10 lugares, según dijo Munguía Payés en noviembre de 2012.
       
Los otros cinco municipios son Sonsonate (occidente), Quezaltepeque, Ilopango, Santa Tecla y La Libertad (centro).
       
La "tregua" ha disminuido los homicidios en El Salvador en alrededor del 50%, según las autoridades.