•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¡Fuera de aquí, fuera de aquí, nada tiene que venir a hacer esa mujer aquí! ¡Si no la quiso en vida, mucho menos ahora!, manifestaron enardecidos los vecinos del asentamiento “Rosario Murillo”, en Mateare, donde fue ultimada a garrotazos la señora Irma del Socorro Cruz Gutiérrez, quien tenía 72 años y era conocida de cariño como “La Abuela”.

Los vecinos estaban indignados con Salmira Auxiliadora Cascarte, de 40 años, porque aparentemente ella y su otro hermano hipotecaron la vivienda que Cruz tenía en el barrio Las Torres, de donde la anciana fue desalojada, por lo que tuvo que buscar dónde vivir y cómo ganarse la vida vendiendo licor en el asentamiento donde la mataron.

“La misma viejita decía que cuando muriera, aquí mismo la veláramos, porque nosotros éramos su familia; estuvimos pendientes de ella los cuatro años que tiene de fundado este asentamiento. ‘Solo mi sobrino y ustedes son mi familia, porque yo no tengo hijos, esos me dejaron en la calle’, vivía diciendo La Abuela”, comentó Josefa Santos, de 33 años, vecina de la anciana.

“Allá está un Dios que todo lo ve y todo lo sabe, nada más tengo que decir”, ripostó por su parte Cascarte, mientras los investigadores del Distrito Diez de Policía inspeccionaban la escena del crimen, tipificado como homicidio y robo, porque la septuagenaria tenía guardado un dinero que no se encontró.

Los vecinos de Cruz se enteraron de su repentino deceso hasta este lunes 11 de marzo, a las 8:00 am, luego de notar que ella no salió a barrer el patio a las 5:00 de la mañana, como solía hacerlo.

Investigan a falso policía

Cruz tenía golpes en la cabeza y dos heridas en la yugular, pero estaba acostada en el catre en el que dormía. Una sábana cubría su cuerpo y sobre el rostro tenía una almohada. La Policía recogió en la escena, un garrote.

“Yo andaba buscando un gallo que siempre se cruza al patio de Cruz, porque tiene gallinas, pero al ver que ya era tarde y no salía de la casa, me asomé por una rendija, porque ella decía: ‘Cuando no me vean, asómense, porque hedionda me van a encontrar’… Palabras sabias las de La Abuela”, comentó Erwing López Díaz, quien avisó al vecindario y a la Policía sobre el hallazgo.

Los vecinos de la víctima tienen la hipótesis de que la muerte fue por encargo. “Ella tenía una cita hoy (ayer) en la Estación de Policía con un supuesto jefe de sector llamado Marcos González, quien la estafó pidiéndole reales para tramitar el permiso de venta de licor, hasta un chanchito le robó: le ofreció comprárselo, pero nunca se lo pagó, para mí que a ese hombre hay que investigarlo”, comentó una de las vecinas, quien pidió no identificarla por temor a represalias.

“Aquí en el Distrito Diez de Policía en Ciudad Sandino no tenemos jefe de sector con ese nombre, no sabemos quién sea esa persona, pero las investigaciones continúan abiertas”, informó la inspectora Violeta Pérez, jefa de Información y Análisis de la Décima Delegación Policial.

La Policía Nacional capturó a William Antonio Sánchez Silva, de 27 años, alias “Pelo de León” y Álvaro Enrique Ferreti López, de 26, “El Tatuado”, quienes fueron las últimas personas en ver con vida a la anciana, porque le compraron licor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus