•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Pido señora juez, que estos tipos sean castigados con todo el peso de la ley, porque eso que le hicieron a mi madre --una mujer indefensa--, no merece que se lo hagan ni a un enemigo”, dijo entre lágrimas Salmira Auxiliadora Cascante, al enterarse de que su progenitora, Irma del Socorro Cruz Gutiérrez, de 72 años, “La Abuela”, fue abusada sexualmente por los sujetos que la mataron.

“¡Pido justicia!”, gritó Manuel Antonio Cascante mientras entrelazaba sus manos, para evitar hacer justicia por su cuenta, porque frente a él estaban los hermanos Miguel Ángel y Gustavo Adán Moreno Castro, de 19 y 21 años, respectivamente, así como Álvaro Enrique Ferreti López, de 25, alias “El Tatuado”, a quienes la Fiscalía acusó ayer por el femicidio y robo agravado en perjuicio de la anciana.

Cruz Gutiérrez fue abusada sexualmente antes de recibir múltiples golpes en el rostro y sufrir una doble herida en la yugular, según el dictamen del forense Juan Carlos Medina Solórzano, que la Fiscalía ofreció como prueba para sustentar la acusación presentada ante Karen López, titular del Juzgado Penal de Audiencias de Ciudad Sandino.

“La víctima falleció por hemorragia masiva debido a la cortadura en la yugular realizada con arma blanca, pero antes de recibir los golpes, los acusados le introdujeron un objeto contundente en la vagina, lo que le provocó hemorragia, por lo que el médico forense calificó la muerte como de tipo violenta”, detalló el fiscal Walter Centeno, durante la audiencia.

El delito ocurrió el pasado 9 de marzo a eso de la medianoche, cuando los señalados estaban ingiriendo licor junto a otros sujetos en el asentamiento “Rosario Murillo”, donde también habitaba la víctima, quien se ganaba la vida vendiendo licor.

Querían arresto domiciliar

“La vivienda de Cruz no tenía puerta trasera, por lo que se volvió vulnerable para que los Moreno ingresaran a la casa, pero al verse descubiertos por la víctima procedieron a golpearla y herirla con el cuchillo que les había dado Ferreti, quien permaneció afuera de la casa vigilando”, agregó el fiscal Centeno.

En la larga lista de testigos que presentó la Fiscalía, están tres personas que ingirieron licor con los acusados, quienes dan fe de que los mismos se tardaron un lapso de 45 minutos cuando fueron a “comprar” licor. “Es que la vieja no nos quería atender”, se justificaron.

Por su parte los abogados defensores José Velásquez y Efraín Rojas solicitaron a la judicial que enviara a sus representados al Instituto de Medicina Legal, porque supuestamente presentaban golpes, lo que les fue concedido, no así el arresto domiciliar que también pidieron.

La Juez Karen López les decretó la prisión preventiva a los tres acusados y los remitió al Sistema Penitenciario de Tipitapa, porque la audiencia inicial quedó programada para el tres de abril, después del período de vacaciones de Semana Santa.

 

"Estamos ante un delito grave, no cabe otra medida más que la prisión preventiva".

Karen López
Jueza Penal de Audiencias de Ciudad Sandino