•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La sustracción de artículos en establecimientos comerciales de Estelí por parte de ladrones conocidos como “Gancheros” está provocando serias pérdidas a los dueños de dichos negocios.

Uno de los perjudicados dijo que en un mes le robaron dos veces, pero declinó interponer la formal denuncia en la delegación policial, porque de todos modos nada iba a recuperar.

Pese a todo, la Policía hizo un operativo y capturó en un supermercado a dos de tres mujeres que supuestamente viajaban de Managua hacia Tipitapa, León, Estelí y Matagalpa para sustraer productos en las tiendas.

La mujer que obligaba a sus hijos de diez y doce años a distraer a los empleados del supermercado y a los vigilantes, confesó que robaba “para darle de comer a sus niños”, pero lo que sustrajo son productos costosos que luego pretendía revender en las calles a precio de “guate mojado”.

Agregó que el padre de sus hijos es un tomador consuetudinario que le da mala vida y la golpea, por lo que ella salía a “rebuscársela”.

Confiesa

No obstante, dijo que su captura es una lección para toda la vida y no volverá a robar.

Como las autoridades policiales lograron recuperar lo robado y la dama tiene un niño en edad de lactancia fue liberada, pero quedó fichada.

Otra detenida es Sadany del Socorro Espinoza, residente del barrio “Camilo Ortega”, de Managua.

Ante la “plaga de gancheras”, los comerciantes se han visto obligados a instalar cámaras de seguridad para registrar quiénes llegan a sus negocios, además han endurecido las medidas de seguridad a nivel interno y externo de los establecimientos comerciales.

El capitán Pedro Alexander Roque, primer oficial de investigaciones de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía esteliana, señaló que desde antes de esta Semana Mayor incrementaron las acciones de prevención para evitar los robos en todas sus modalidades, incluyendo los hurtos mediante la modalidad usada por “los gancheros”.