•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un reo condenado a cinco años de prisión por el delito de violencia intrafamiliar en perjuicio de su expareja y un hijastro, se tragó un alijo de drogas, en un intento por evitar que lo descubrieran traficando, pero fue trasladado al Hospital San Juan de Dios, donde le hicieron lavados gástricos y expulsó los estupefacientes.

El detenido es Gonzalo Ignacio Castillo Cárcamo, alias “El Pichinga”, quien se tragó 47.7 gramos entre marihuana y crack, informaron la Policía y la jefatura del Sistema Penitenciario Regional “Puertas de la Esperanza”.

Gonzalo Ignacio fue descubierto gracias al sistema que han implementado las autoridades policiales y penitenciarias, que incluye equipos de radiología y el uso de la técnica canina.

Cuando los reos son visitados por sus familiares y hay sospechas sobre su comportamiento, la Policía utiliza el sistema.

Largo historial

Gonzalo fue sentenciado el 11 de abril de 2011 a seis años de prisión, por lo que su salida de la cárcel estaba prevista para el 2016.

Según los expedientes judiciales, Castillo Cárcamo tiene un historial delictivo desde el 2009, cuando fue procesado por robo en todas sus modalidades y violación agravada.

El reo, según la Policía, es un indisciplinado y temerario, además ha peleado física y verbalmente con reos y custodios, ahora deberá de enfrentar un proceso por tráfico interno de estupefacientes.

Cuando fue entrevistado, el detenido se puso agresivo y negó haber incurrido en este nuevo ilícito, pero las autoridades policiales y del Sistema Penitenciario Regional de Estelí tienen hasta imágenes de circuito cerrado de “Pichinga” in fraganti en el delito.

Escondía crack en sus genitales

Roberto Martínez

En las celdas del Distrito Uno de la Policía Nacional se encuentra Jeisi María Baca, de 20 años edad, por la aparente autoría de tráfico de estupefacientes, porque según las autoridades la dama transportaba 35.5 gramos de cocaína y 2.1 de crack, ocultos en sus partes íntimas.

“La sospechosa viajaba a bordo de una motocicleta, negra, sin placa, en compañía de Christopher David Tomas, de 40 años --quien también está detenido--, en el sector de la gasolinera del barrio “Jonathan González”, informó la vocería.

Los patrulleros de la delegación requisaron a la pareja a eso de las 2:30 am de ayer. Los dos sospechosos enfrentarán cargos por tráfico de estupefacientes.