•   Nueva Guinea, RAAS  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Consternación era lo que había ayer en la comarca La Gallina, ubicada a 35 kilómetros de Nueva Guinea, por el deceso por asfixia de los hermanos José Manuel y Danilo Herrera, quienes tenían 32 y 34 años, respectivamente.

Los hermanos y Alfredo Pavón excavaban un pozo de más de 24 metros de profundidad para buscar agua, cuando este último, que había descendido al pozo, empezó a pedir ayuda, porque no podía respirar.

Manuel Herrera, padre de las víctimas, dijo que en ese momento uno de sus hijos bajó rápidamente a la excavación y ató con un mecate por la cintura a Pavón.

“Logró sacarlo, pero Manuelito se quedó al fondo, al parecer le ocurrió lo mismo, en la desesperación mi otro hijo bajó también a querer auxiliarlo, pero fue imposible, porque ambos murieron dentro del pozo”, agregó.

Asfixia

La médica forense Rafaela Montoya y los miembros del Cuerpo de Bomberos se trasladaron hasta La Gallina para verificar la tragedia, determinando que las víctimas murieron por asfixia, porque tenían la piel color de cereza, además uno de ellos tenía una fractura en la frente que pudo haber sido ocasionada por alguna piedra que se desprendió de las paredes del agujero.

Pavón, quien estaba inconsciente, fue trasladado por los vecinos de La Gallina al Hospital “Jacinto Hernández”, donde se recupera.

Los hermanos Herrera se dedicaban a la agricultura y tenían más de 25 años de habitar en La Gallina, donde eran muy queridos dado que pertenecían a la Liga Campesina de Béisbol Mayor “A”, además estudiaban veterinaria. Dejan en la orfandad a cinco menores de edad.

Sus restos fueron sepultados en la misma comunidad donde habitaban, pero sus familiares y amistades no salen del asombro por lo ocurrido.

“Este dolor no se borrará de nuestras mentes, además tomaremos medidas de precaución para evitar más desgracias”, comentó Martin Huete Marín.