•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por una deuda de US$10,000 fue que Delver Mauricio Valverde Hernández, de 24 años, aparentemente tomó la decisión de pagarse con la vida de su deudor, Mario José Zeledón Quintero, de 29 años, cuyo cuerpo fue enterrado en una finca ubicada en Villa El Carmen.

El caso fue tipificado provisionalmente por agentes del Distrito V de Policía como secuestro y asesinato en perjuicio de Zeledón, quien desapareció desde el 12 de abril, cuando aparentemente salió de su casa, ubicada en el barrio “Carlos Reina”, para vender una camioneta, porque su negocio era comprar y vender vehículos.

Después del crimen Valverde huyó, pero las autoridades policiales informaron que los progenitores de este, Víctor Armando Valverde Rivera, de 52 años, y Bertha Isabel Hernández Rosales, de 40, así como la hermana, Belkis Oneyda Valverde Hernández, de 18, y el compañero de vida de esta, David Alfredo Guillén, de 21, participaron del crimen ocultando el cuerpo.

“En la entrevista, don Víctor Valverde dijo que su hijo (Delver) había llevado secuestrado a Zeledón, porque este le debía un dinero, pero como trató de escapar lo siguieron y le dispararon en el tórax, luego lo arrastraron a un predio montoso y regresaron a las 7:00 p.m. para trasladarlo a la finca El Pastor, ubicada a un kilómetro y medio de su vivienda, donde ocurrieron los hechos. Todo fue corroborado por los vecinos”, explicó la comisionada Corania Salablanca, II jefa del Distrito V de Policía.

El cuerpo de Zeledón fue desenterrado por la Policía Nacional el domingo 22 de abril, en horas de las tarde, y como evidencia tienen la pala y la piocha que utilizaron para enterrar el cuerpo de la víctima.

 

"Este crimen lo hemos investigado como un hecho aislado de la muerte del evangélico Róger Zeledón, de 89 años, originario de Mulukukú. Desconocemos si (Mario José Zeledón) era pariente o no de este".

Comisionada Corania Salablanca

II jefa del Distrito V de PN