•  |
  •  |
  • END

El miércoles por la tarde, el soldado Héctor José Morales Potosme, de 23 años, se entregó en la Sexta Delegación de Policía, tres días después de haber dado muerte al sargento Óscar Danilo Narváez Echeverri, de 29 años.

Morales entró en enero del año en curso a las filas del Ejército de Nicaragua y estaba bajo el mando de Narváez, en la base de la pista aérea de Los Brasiles, en la Carretera Nueva a León.

El subcomisionado Carlos Espinoza, jefe de Auxilio Judicial del Distrito Uno, en Ciudad Sandino, a cuya jurisdicción corresponde dar cobertura al hecho de sangre, dijo que al enterarse de que Morales estaba detenido mandó al detective Danny Pérez para que lo trasladara al distrito.


Teme por su vida
Por su parte el detenido manifestó que teme por su vida, ya que miembros del cuerpo castrense le pueden “cobrar” lo que hizo.

“Discutimos, nos agarramos, era el sargento o yo…en el forcejeo se zafó el seguro del Ak y fue que lo rafagueé, pero no andaba tomado”, aseguró Morales.

Cabe señalar que según investigaciones de la Policía, Morales estaba tomando licor y al ordenarle el sargento Narváez que dejara de hacerlo le costó la vida. Este hecho se registró el domingo último, en una de las covachas de Los Brasiles. El sepelio del sargento Narváez se realizó en La Paz, Carazo, adonde fue llevado después de ser velado en su casa ubicada en el barrio “La
Primavera”, Managua.