•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El llanto desesperado de una niña de 15 meses de nacida, alertó a los vecinos de Karla Patricia Tellería Cajina, de 34 años, quien fue encontrada muerta en el suelo de su casa, donde aparentemente se electrocutó al salir del baño y tocar una división hecha con láminas de zinc.

“¡Karla , Karla, abrí, ¿qué pasa?, le gritaba, pero ella no respondió, por lo que me fui a la puerta trasera de la vivienda, y la miré tirada en el suelo, tenía el brazo izquierdo y el rostro morados. Llamamos a los médicos del centro salud y a la Cruz Roja, pero dijeron que ya nada se podía hacer”, dijo entre lágrimas Karen Tellería, hermana de la víctima.

Según los familiares de la perjudicada, ella era una madre soltera y ayer no fue a laborar como asistente de hogar, porque su hija, la menor, tenía gripe y por eso pensaba llevarla al médico.

La tragedia ocurrió en el barrio Larreynaga, del Puente El Edén dos cuadras al oeste, una al norte y una cuadra al este.

“En el lugar había una conexión de conductores inadecuados. El cable del tendido eléctrico de 110 voltios tenía contacto con el zinc, y al parecer, por el roce, se le fueron haciendo fisuras al forro del alambre y eso permitió que tuviera contacto con el techo y como las divisiones de la humilde vivienda son del mismo metal, eso provocó que toda la casa estuviera energizada”, manifestó el teniente Terencio Ruiz, de la Dirección General de Bomberos.

La familia doliente no permitió que el cuerpo de Tellería fuera trasladado al Instituto de Medicina Legal, tampoco quisieron interponer denuncia, por lo que firmaron una carta de desistimiento ante los agentes del Distrito IV de Policía, porque estaban conscientes de que fue un accidente.

 

"Nosotros cortamos el fluido eléctrico para evitar otra tragedia. Se recomienda tener un buen sistema eléctrico avalado por los Bomberos".

Teniente Terencio Ruiz

Jefe de turno de la DGB