•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un Tribunal de Jurado integrado por tres hombres y dos mujeres emitió un veredicto de no culpabilidad a favor de Carlos Alberto Loáisiga Espinoza, acusado por el asesinato de Francisco Javier Obando, quien tenía 38 años.

“Este veredicto es sorprendente, habían testigos presenciales del hecho y pruebas científicas que revelaban la presencia de productos nitrados en los dedos del acusado y en la camisa que vestía el día de los hechos, hasta se demostró que fue detenido cerca de la escena del crimen”, señaló el fiscal Roberto Fúnez.

Por su parte el representante de las víctimas, Erick Cabezas, promovió un incidente de nulidad, porque asegura que tiene evidencias de que “los miembros del jurado lo que llegaron a hacer a sala de deliberación fue a negociar el veredicto, porque hasta llevaron celulares para hacer llamadas”.

El abogado defensor Giovanny Ruiz desmintió a su colega y aseguró que no es su estilo andar ofreciendo dinero a miembros de jurados.

Abogado desmiente

“Mí defensa se basó en desvirtuar los alegatos de la Fiscalía y en este sentido los testimonios de sus testigos no fueron uniformes, se contradecían”, apuntó.

Dijo que por ejemplo, la camisa que vestía su defendido era rosada y no roja como llegó a decir una testigo, además no incorporaron pruebas que confirmaran que su cliente tenía productos nitrados en las manos o en la camisa.

La víctima conducía un bus placa RI -133 en la ruta San Juan del Sur – Rivas- Managua, el 20 de enero del 2013, cuando recibió tres impactos de bala. Esto ocurrió frente al mercado de San Juan del Sur.

En junio del 2012, el conductor de bus arrolló mortalmente al ciclista Juan José Loáisiga Fuertes, quien era hijo del acusado y antes de que lo mataran a tiros atropelló una ternera que era propiedad de quien luego se convertiría en su victimario.