Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

NUEVA GUINEA

El cadáver de un hombre fallecido hace más de 15 días fue localizado a un kilómetro y medio de la Colonia La Fonseca, en este municipio. Los restos, por la ropa y calzado, fueron identificados como pertenecientes a Leonardo Ortega Álvarez, de 35 años, quien recientemente había llegado de Costa Rica a su comunidad, en La Fonseca, pero que había decidido hacer un pequeño rancho dentro de su finca. Éste desapareció y nadie daba información de él.

Según Maribel del Carmen Acevedo Pérez, primero se presumía que Leonardo se había regresado a Costa Rica, porque tenía varios días de no aparecer, ni regresó a su casa, ubicada en la comunidad de La Esperancita número 2. Durante 15 días se rumoró en la localidad que posiblemente Leonardo había sido secuestrado, pero fue hasta que campesinos del lugar se encontraron en el monte la osamenta que supieron de su desventura.

La Policía Nacional de Nueva Guinea, al ser avisada, de inmediato envió una guardia operativa en compañía de un forense al lugar del hallazgo, para dar inicio a la investigación que esclarezca la muerte del hombre. Preliminarmente, el forense Francisco Velásquez determinó que Ortega Álvarez tenía aproximadamente unos 18 días de haber sido asesinado. Se presume que su muerte fue provocada con objetos contundentes que golpearon su cabeza y seguidamente fue degollado. La Policía investiga las causas de su muerte.