•  |
  •  |
  • END

La Policía Nacional, a través de su oficina de divulgación, oficialmente asegura que el joven de 22 años originario de Sébaco, Abel Antonio Ramírez Castellón, falleció de forma accidental, según las indagaciones realizadas a lo interno de la institución.

Según la comisionada mayor Vilma Reyes, directora de la oficina de divulgación de la PN, las entrevistas, la inspección y el dictamen del médico forense señalan que el joven falleció por asfixia cuando intentó escaparse por debajo de la puerta de la celda.

La versión policial señala que Ramírez fue detenido el 28 de septiembre por alteración al orden público. Fue conducido en estado de ebriedad a las celdas de la estación policial de Sébaco, donde según los detenidos que testificaron, aprovechando la falta de vigilancia, intentó fugarse y luego trató de pasar bajo la puerta de la celda, donde después de forzar su salida quedó prensado.

Los otros reos intentaron jalarlo, pero fue infructuoso y gritaron a la Policía para que lo sacaran, pero al ser atendido ya era demasiado tarde.

“El dictamen del doctor Juroj Bartoz Blandón, médico forense, determinó que la muerte ocurrió por anoxia encefálica o falta de oxígeno en el cerebro, a consecuencia de asfixia mecánica y que en el cadáver no se encontraron evidencias de otras lesiones que pudieran haber causado la muerte”, especificó la comisionada Reyes, quien agregó que aunque no todos los casos pasan al Ministerio Público, éste fue remitido a esa instancia para aclarar las situaciones que determinaron el hecho y resolver conforme las facultades que le ley le confiere.

Por eso la PN, ante este hecho lamentable, conformó una delegación de alto nivel, coordinada por los comisionados generales Horacio Rocha, subdirector general de la institución; y Juan Báez Galeano, inspector general. Ellos, junto a un equipo de investigaciones de la Dirección de Auxilio Judicial y Asuntos Internos, visitaron el lugar para esclarecer in situ las circunstancias del caso.

Por su parte, el alcalde de Sébaco, Boanerges González Miranda, dijo que la estación policial no cuenta con todas las condiciones, ni la cantidad de agentes necesarios, por lo que están en planes de mejoras y se necesita apoyo ciudadano para que situaciones similares no vuelvan a ocurrir. “Quienes caen presos por cualquier delito al final son ciudadanos y deben tratarse como tal. Sin embargo, en ocasiones la situación no es lo que en realidad parece, por malos entendidos”, comentó el edil.