•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Momentos de terror vivieron ayer los pasajeros de un bus de la Ruta 114, cuando tres antisociales abordaron la unidad de transporte colectivo y luego hubo disparos, pero nadie sufrió heridas de bala, solo la persona que se enfrentó a ellos resultó mordida en la mano derecha por uno de los ladrones.

El robo frustrado seguido de lesiones ocurrió a las 7:00 am de este miércoles 15 de mayo, de los semáforos La Robelo una cuadra al sur.

El pasajero que resultó herido por el mordisco fue Víctor Manuel Altamirano, de 52 años, quien identificó a los antisociales cuando estos pretendían despojarlo del arma del fuego que cargaba y que utiliza para desarrollar su labor de vigilante.

“La víctima (Altamirano) iba a bordo del bus, inmediatamente reconoce a los sujetos porque habitan en el mismo barrio donde él vive y sabe que se dedican a ‘carterear’ dentro de las unidades de transporte. Los sujetos también lo reconocen y saben que camina armado, porque es vigilante, por lo que intentan despojarlo del arma, originándose un forcejeo”, informó el teniente Pánfilo Santana, jefe interino de Auxilio Judicial del Distrito IV de Policía.

Forcejeo

“Los pasajeros empezaron a gritar: ‘¡Ladrón, ladrón!’, y se armó el alboroto dentro del bus, luego escuché un disparo, por lo que detuve la marcha de inmediato, porque la gente buscaba cómo salir. Al inicio pensamos que se trataba un pleito entre ladrones, pero no”, dijo Félix Antonio Tijerino Silva, de 57 años, conductor del bus de la Ruta 114 perteneciente a la Cooperativa Colón.

“Los antisociales no andaban armados, ¡Gracias a Dios!, porque si no, se hubiera armado una balacera terrible y alguien hubiera resultado herido o hasta muerto, lo que pretendían los ladrones era quitarle el arma al vigilante, porque aparentemente lo conocían”, agregó Tijerino.

Los ladrones al verse descubiertos huyeron. Las autoridades del Distrito IV de Policía realizan las investigaciones.

 

En estudio

Aunque los robos con armas de fuego dentro de buses sí ocurren, no hay muchas denuncias por este tipo de ilícito, no obstante las autoridades policiales realizarán investigaciones para ejecutar operativos con agentes encubiertos.