•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En prisión preventiva quedó José Samuel Herrera Blanco, de 19 años, originario de la comarca “Mario Corea”, jurisdicción del municipio El Viejo, quien el 15 de mayó mató de una pedrada y amordazó con la blusa y la faja a Rosa Argentina Urbina, quien tenía 41 años y trabajaba como conserje del Ingenio Monte Rosa.

El juez especializado en Violencia hacia las Mujeres, Carlos Ruiz, admitió la acusación por femicidio y robo agravado que la Fiscalía promovió contra Herrera.

La fiscal Marilyn Zelaya González dijo que Herrera Blanco, quien trabajaba en el área de transporte del emporio azucarero, llegó a pasar consulta a la clínica de la empresa y puso a cargar un teléfono celular en el pasillo. Al salir acusó a la conserje de la desaparición del aparato y le dijo que se lo regresara.

“El acusado esperó a que la víctima saliera a bordo de la bicicleta en la que se dirigía a su casa, la siguió en otra bicicleta y le volvió a reclamar por el teléfono, por lo que la mujer pidió que revisara su bolso para comprobar que no le tenía nada. El victimario agarró entonces una piedra y la golpeó en el rostro, la mujer cayó al suelo, donde la volvió a golpear en la boca, arrastrándola luego dentro del cañal”, expuso la representante del Ministerio Público.

Amordazada y asfixiada

Como la conserje seguía viva, el acusado le introdujo la blusa en la boca, le quitó la faja y se la puso alrededor del cuello hasta que la víctima murió, luego se apoderó de su bicicleta, su teléfono celular y bolso, luego huyó.

De acuerdo con el dictamen del forense Juan Bautista Carrasco, la conserje murió debido a trauma craneoencefálico y fractura en el maxilar superior, dientes y nariz.

El cadáver fue hallado a las 7:30 am del jueves de la semana pasada en la finca El Jardín “Cuadro 7”, de los cañaverales del ingenio azucarero.

El juez Ruiz fijó para las 10:45 am del viernes 24 de mayo la audiencia inicial contra José Samuel Herrera Blanco, quien nombró como defensor a Eduardo Aguilera Muñoz.