•   Nueva Guinea, RAAS  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía de Nueva Guinea a través del comisionado Ramón de Jesús Castillo informó que el pasado fin de semana se evitó que los reos nuevamente salieran de sus celdas, además a varios de los detenidos les encontraron herramientas que utilizaban para cortar los barrotes.

Las herramientas fueron decomisadas en la celda número ocho, donde hallaron dos sierras pequeñas, una cuchara y varios punzones de acero.

Actualmente en el penal hay 101 reos en ocho celdas, pero fueron diseñadas para albergar ocho o seis hombres, lo que quiere decir que en este momento están “superpobladas”.

El uniformado hizo un llamado a la reflexión, especialmente a los familiares de los reos, quienes burlan las revisiones y le pasan a los presos objetos prohibidos.

Beneficios

A raíz de las últimas protestas, los reos ahora gozan de más horas de sol, además en los días de visita les dan tiempo para que estén con sus hijos; la alimentación es supervisada por oficiales y un reo.

Hay más limpieza, incluyendo los predios, y la misma está a cargo de los detenidos, pero los que tienen este beneficio se lo han ganado por su buen comportamiento.

Además, ahora los reos tienen más tiempo para visitas conyugales, un “médico de cabecera” y un oficial está pendiente de sus inquietudes.

Inconformes con traslados

Después del amotinamiento que se dio el 21 de abril del presente año, las autoridades de Nueva Guinea decidieron enviar al Sistema Penitenciario de Juigalpa a reos que ya tenían sentencia firme, entre ellos Erasmo Lagos Miranda, condenado a 30 años por el delito de femicidio y violación; José Santos Jirón, por abuso sexual; Antonio Gutiérrez Obando, castigado por violencia doméstica; Abelino Padilla Corea, por asesinato, y uno por violación agravada.

Según fuentes extraoficiales, ahora los reos no quieren que los trasladen al Sistema Penitenciario de Juigalpa y por esa razón querían nuevamente protestar.