•  |
  •  |
  • END

GRANADA
La Fiscalía posiblemente acusará hoy a los hermanos que dieron muerte por asfixia a su padre y padrastro, respectivamente.

Tirado en el piso de su casa y con mecate de nylon amarrado en el cuello fue
encontrado el cuerpo de Ignacio de Jesús Guillén Espinoza, de 55 años, cuando las autoridades policiales llegaron a la vivienda, ubicada en el Reparto El Rosario, en el municipio de Granada.

La denuncia que abrió la investigación por el hecho fue presentada ante la Comisaría de la Mujer por Giselle de los Ángeles Guillén Cruz, quien dijo que se había desatado una fuerte pelea entre sus padres.

La muchacha explicó en la Comisaría que Guillén Espinoza llegó a la casa buscando pleito con su madre y que por ello sus hermanos, Marvin Uriel Guillén Cruz y Danny Antonio Cruz, hijastros del fallecido, intervinieron en la pelea y amarraron a su papá.

Lamentablemente, al llegar al lugar, los miembros de la Policía y de los bomberos descubrieron que Ignacio de Jesús yacía en suelo y que ya no respiraba.

El informe policial señala que el fallecido llegó a su casa en estado de ebriedad, intentado agredir a su compañera de vida, María de los Reyes Cruz Hernández, de 47 años, razón por la que intervinieron ambos muchachos.

Tráquea desprendida
Al parecer, Marvin, quien es adicto al pegamento, le puso un palo en el cuello a su padrastro, en tanto Danny le tapó la cara con un trapo, causando el desplome del hombre. El médico forense confirmó la muerte por desprendimiento de la tráquea.

En las celdas preventivas de Granada se encuentran detenidos ambos jóvenes y según la directora de la Comisaría de la Mujer, subcomisionada Lylliam Aguilar, tanto Marvin como Danny se responsabilizan de la tragedia.

“Se están protegiendo: Marvin dice que fue él y Danny dice que fue él, pero estamos en las investigaciones”, señaló la jefa.

En la familia protagonista de este hecho hay un largo historial de violencia doméstica, y según las primeras versiones de ambos jóvenes, ellos actuaron en defensa de su madre.