•  |
  •  |
  • END

La lluvia nocturna y la oscuridad imperante en las calles del Barrio “Israel Galeno” son probablemente los mejores aliados que tuvieron quienes mataron de un impacto de bala en el abdomen a Martín Alexander Gómez Espinales, de 25 años, la noche del jueves.

El joven, que se ganaba la vida como lavacarro en un autolavado ubicado en la pista La Sabana, expiró al llegar a la Sala de Emergencia del Hospital Alemán Nicaragüense.

El impacto de bala salido de una escopeta de fabricación artesanal le penetró a Gómez en el abdomen y le destruyó varios órganos vitales, lo que impidió a los médicos poder salvarle la vida.

Mario José Espinales, hermano de la víctima, reveló que su consanguíneo días atrás recibió amenazas de muerte de parte dos sujetos a quienes sólo identifica como “Gilberto” y “Evaristo”. Sin embargo, Mario Espinales dijo desconocer las razones que los antes mencionados tuvieron para amenazar a su asesinado hermano.

Hasta el cierre de la presente edición las autoridades de la Estación Seis de Policía no reportaban detenciones por este crimen que deja en la orfandad a tres niños de seis, cinco y tres años.