•   Jalapa  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cinco fusiles AK, una pistola Beretta 9 mm, alrededor de 5 mil dólares, una camioneta y cuatro personas capturadas es el resultado de dos rápidos operativos que la Policía ejecutó el miércoles último en los municipios de San Fernando y Jalapa.

El hondureño Arnoldo Adalid Corrales Corrales, de 39 años, fue capturado en un hospedaje de la ciudad de Jalapa, a quien le incautaron las armas de guerra, que según el comisionado mayor Edgar Sánchez Aguilar, jefe policial en Nueva Segovia, llegó a esa ciudad a bordo de un bus de transporte colectivo con procedencia de Managua.

Detalló que contando con información previa, la inteligencia policial lo esperó en la terminal de buses donde se bajó con una maleta de color rojo y se encaminó hacia un hospedaje del pueblo. “Solicitamos una orden de allanamiento para realizar la requisa, y así encontramos que tenía una caja dentro de un saco donde tenía embaladas las armas”, indicó.

Camioneta entró por “paso ciego”

En tanto, en horas de la noche de este mismo día, una patrulla del Ejército de Nicaragua, retuvo una camioneta Dodge, modelo Ram 1500, doble tracción, placa M 114882, en la comarca El Prado, jurisdicción del municipio de San Fernando.

Sánchez Aguilar dijo que en este caso fue detenido el nicaragüense Julio César González, conductor de la camioneta Dodge, con quien viajaban tres sujetos de nacionalidad hondureña, uno de los cuales logró darse a la fuga. En esta acción ocuparon el dinero y el arma corta. La camioneta iba a ser revisada en la estación policial de Ocotal para determinar si estaba o no caleteada para el traslado de drogas.

El jefe policial dijo que la camioneta con sus ocupantes ingresaron de Honduras por un paso ilegal en la comarca El Amparo en el municipio de San Fernando.