Lésber Quintero
  •   Tola, Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un niño de nueve años, que la tarde del jueves había salido a vender el pan que elaboraba su mamá, fue encontrado sin vida a las 6:30 a.m. de ayer, y con muchas evidencias de haber sido abusado y luego ultimado, por su o por sus victimarios.

El lamentable suceso ocurrió en la comunidad de Sánchez Tres, del municipio de Tola, en donde el menor solía apoyar el ingreso a sus padres saliendo a vender pan y rosquillas a las casas vecinas, pero desde el jueves que salió en horas de la tarde no regresó, y antes de que se ocultara el sol sus padres y familiares procedieron a buscarlo.

Pertenencias tiradas

Lo primero que encontraron a orillas de una calle fue el balde en el que el niño ofrecía el pan, y al ingresar a una maleza divisaron una botita de hule del menor, y cien metros más hacia adentro la otra bota, pero debido a la oscuridad y por temor suspendieron la búsqueda y la continuaron la mañana de este viernes.

Producto de la búsqueda, los familiares del menor se percataron de que este había sido arrastrado desde la calle al monte, y a 200 metros del lugar donde encontraron la última bota, se encontraron con la terrible escena que los llenó de de lulo y dolor.

El cuerpecito del niño estaba desnudo y a la orilla de un río, y para profundizar las investigaciones las autoridades policiales determinaron trasladar el cadáver desde esta remota comunidad hasta el Instituto de Medicina Legal de Managua, para determinar con exactitud la causa de la muerte del menor.