•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tras las rejas se encuentra Santos Martínez Mena, de 50 años, originario de Tipitapa, acusado de estafar con el método del “pañuelazo” a Rosa Huembes Díaz, originaria de El Viejo, quien retiró US$300 la mañana del viernes, de un banco de Chinandega.

La ciudadana afirmó que a poca distancia del banco fue interceptada por Martínez Mena, quien le dio un fajo en forma de billetes, que era solo papel periódico bien recortado, y tres pañuelos azules y rojos a cambio de que le entregara su bolso con los US$300 que le había enviado su esposo de los Estados Unidos.

“Me sentí hipnotizada, pero rápidamente reaccioné, le di varios golpes, y en ese momento pasó una patrulla policial y lo capturó. Una mujer morena y recia que lo acompañaba se dio a la fuga”, indicó.

Martínez Mena aseguró que llegó a Chinandega a comprar mercadería en el Mercado “El Bisne”, para luego revenderla.

“No le he robado a nadie, me capturó una patrulla cuando subía a un triciclo, no he visto a esa señora”, alegó el detenido.

El subcomisionado Uriel Gutiérrez, portavoz de la Policía de Chinandega, dijo que incautaron a Martínez Mena 74 billetes de US$1 y C$500, los cuales usaba para estafar. El detenido será remitido a la Fiscalía por el delito de estafa, y el dinero enviado al Laboratorio Regional de Criminalística, para determinar si es falsificado.

Mujer detenida

Marjorie Jirón, de 27 años, aparentemente la mujer que acompañaba a Santos Martínez Mena, fue detenida en un interlocal que viajaba de Chinandega a León, después que sustrajo de la cartera de la joven comerciante Arcelia Carrero Picado, de 22 años, C$5,600.

Tomasa Herrera, que acompañaba a la joven, afirmó que abordaron el interlocal hacia León cuando ocurrió el robo, y Jirón, quien viajaba a la par de Arcelia, fue capturada cuando la Policía desarrollaba un operativo.

Marjorie Jirón aseguró ser inocente, y que llegó a Chinandega a tramitar visa para Costa Rica, por lo que andaba C$10,211.

Dijo que trabaja como conserje en una clínica médica previsional en la ciudad de León, y lloraba antes de ser ingresada a la celda.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus