Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

Pedro Julio Hernández, vigilante de la Residencia Rosales, ubicada sobre la carretera Sur, fue sorprendido por seis sujetos, algunos de los cuales portaban armas de fuego. Después de reducirlo, los delincuentes forzaron una de las puertas, situada en la parte trasera de la vivienda, y arrasaron con todo lo que encontraron a su paso.

Los hechos ocurrieron a las tres de la madrugada del tres de octubre, según la denuncia que puso en el Distrito Tres de Policía Luis Adolfo Rodríguez, propietario de la vivienda saqueada, quien a pesar de estar en la casa a la hora del robo, no se dio ni cuenta de lo que ocurría, porque dormía con su esposa en una de las habitaciones.


Sorprendido
Según la denuncia, los delincuentes lograron sorprender al vigilante, quien no pudo hacer nada por defender el objetivo que cuidaba, puesto que en un abrir y cerrar de ojos estaba reducido por los delincuentes, quienes lo ataron de pies y manos, luego rompieron una puerta de cedazo y penetraron al interior de la habitación cargando con tres computadores, valorados aproximadamente en cuatro mil dólares.

No contento con ello y al sentirse como Pedro en su casa, los delincuentes comenzaron a registrar otros cuartos encontrando en uno de ellos un pantalón que tenía en uno de sus bolsillos una billetera conteniendo 300 dólares y tres mil córdobas.


Cargan con tijeras
Los malandrines continuaron registrando y hallaron varias carteras de mujer, donde hallaron 3 mil 500 córdobas y documentos propiedad de Helia Peña Arce, los que dejaron tirados en el suelo.

En el registro los delincuentes encontraron varias tijeras para cortar pelo y unas extensiones de cabello valoradas, según la víctima, en mil dólares.

Uno de los delincuentes llegó hasta la cocina, donde tomó las llaves de unos vehículos que también fueron registrados por los sujetos.

De un Nissan blanco placas 077387 no lograron sustraer nada, pero un auto Peugeot Station Wagon placas M 121579 fue usado por los delincuentes para escapar del lugar, según la denuncia interpuesta en el Distrito Tres de Policía.