•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En menos de 48 horas la Policía esteliana esclareció el robo con fuerza del cual fueron víctimas los jugadores del equipo de béisbol de Río San Juan.

Los deportistas recuperaron, gracias a la rápida acción de la Policía, sus guantes, un casco de protección, dos hieleras grandes, un televisor, unos parlantes, una caja de herramientas y otros objetos.

El robo ocurrió después del encuentro deportivo con el equipo segoviano, cuando los jugadores retornaban a Río San Juan y el conductor del bus en que se movilizaban dejó estacionado el vehículo en una estación gasolinera.

Pablo Gámez Blandón, uno de los cinco retenidos por el atraco (entre ellos tres adolescentes), culpó a Joel Alfredo Castro Flores, de 25 años, por el robo.

“Alegre” confesión

Gámez inclusive llamó a Joel Alfredo “cuatrero cínico”, quien admitió en medio de carcajadas haber robado una de las dos hieleras que estaban dentro del autobús, “porque estaba a la orilla de la puerta”.

Confesó, además, que luego vendió la hielera en 300 córdobas en el barrio “Omar Torrijos”, pero se defendió diciendo que en el momento del robo andaba ebrio.

Reconoció que en otras ocasiones ha sido llevado a la cárcel, “pero por intento de robo con fuerza”, porque una vez entró a una casa ajena para llevarse unos peroles, pero la dueña lo sorprendió.