•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En las afueras de la casa donde había una fiesta en celebración del Día de la Madre, fue asesinado Jimmy Edén Molinares Dávila, quien tenía 22 años.

La víctima recibió dos impactos de bala en el hombro izquierdo y una puñalada en la espalda. Uno de los proyectiles le salió por el pecho.

El homicidio sucedió a la 1:30 am del viernes 31 de mayo, en la tercera calle del barrio Bello Amanecer, en Ciudad Sandino.

“Dicen los testigos que a la fiesta llegó un chavalo a decirle a Molinares que afuera lo buscaba su exsuegra, Rosibel Bolaños, quien andaba bajo los efectos del licor y que al verlo lo empezó a abofetear. Él no se defendió, porque ahora la ley está contra los hombres”, relató Gema Molinares, de 26 años, hermana de la víctima.

“Cuando ella le estaba pegando a Jimmy, llegó el hijo, David Bolaños, con una pistola y le realizó dos disparos y todavía lo apuñaló por la espalda”, dijo Griselda Quintanilla, de 18 años, cuñada de Jimmy Molinares.

Arma es de agente DAJ

Se conoció extraoficialmente que David Bolaños, quien andaba en estado de ebriedad al momento del homicidio, sustrajo el arma Taurus 9 mm de la mochila de su cuñado, un agente policial que trabaja en la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ.

La familia doliente desconoce si la víctima tenía problemas con la familia Bolaños. “Él estuvo conviviendo con Joseling Ivania Bolaños, hija de doña Rosibel, por más de un año, pero se separaron hace seis meses, porque a la muchacha le gustaba andar en las calles”, apuntó el hermano mayor del fallecido, José Molinares.

Jimmy Molinares no procreó hijos con Joseling Bolaños y se ganaba la vida destazando y vendiendo cerdos en el municipio Ciudad Sandino. Sus restos fueron velados en Bello Amanecer y descansarán en el Cementerio “Carolina Calero”.

Los detectives del Distrito X de Policía que investigan el crimen, mantienen retenida a Rosibel Bolaños y buscan a su hijo, quien está prófugo.